Inicio
English
Noticias
Reglamento
Directorio
Mapa del Sitio
Organigrama    

Título

Autor
Palabra Clave

Búsqueda avanzada

Puntos de Venta y Formas de Pago
FAQ
Sistema de Calidad y estadísticas
Instrucciones para autores y revisores
Boletín de novedades editoriales

 

 

 

Inicio -> Publicaciones -> Consulta de publicación -> Contenido

CARACTERIZACIÓN DE LOS TIPOS DE AGRICULTURA

 

A continuación se hace una caracterización detallada de los seis tipos de agricultura, ordenados de mayor a menor relación entre la actividad agrícola y las condiciones socioeconómicas de la población. En primer lugar se describen las variables relativas a la forma de producción; enseguida, se señalan los tipos de cultivo más importantes así como el destino de la producción; por último, se tratan los aspectos socioeconómicos del conjunto de municipios que conforman cada tipo. En algunos casos se hacen especificaciones del comportamiento de las variables de acuerdo con la distribución espacial de los municipios por tipo de agricultura.

 

1. Agricultura de subsistencia

 

Forma de producción . Agricultura de temporal. El uso de tractor se sujeta a las condiciones del medio y, aun en municipios donde es posible su introducción, poco menos de una cuarta parte de las unidades de producción ( UPR ) lo utilizaban. Alrededor de una quinta parte de las UPR utilizaban semilla mejorada, aunque esta proporción disminuía a menos del 10% en los municipios con agricultura de sub sistencia de Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Hidalgo y en los municipios marginales de estados como Michoacán, Jalisco, Nuevo León y Durango, principalmente. Menos de una quinta parte de las UPR utilizaban pesticidas y alrededor del 50% fertilizantes químicos. Menos del 5% de las UPR contaba con servicio de orientación sobre técnicas para mejorar la producción, ya sea gratuita o pagada. Sólo un poco más del 10% de las UPR contaba con algún implemento en la práctica agrícola (bordo de agua, pozo profundo para riego entre las más comunes).

Producción . El cultivo principal es el maíz y como complemento se sembraba frijol. El propósito de la producción era para autoconsumo, sin embargo, en algunos municipios alrededor del 30% de las UPR destinaban parte de la producción a la venta local. En los municipios correspondientes a los estados de Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Hidalgo, algunos de Puebla, San Luis Potosí y Chihuahua, la producción era totalmente de autocon-sumo. En los 1,232 municipios con agricultura de subsistencia se cultiva cerca de una cuarta parte de la producción nacional de maíz y frijol; el 32% de la producción de tomate verde; el 53% de cacahuate; 12% de café; el 12% de melón y limón y el 21% de avena forrajera. Sin embargo, la producción de estos cultivos no básicos, se concentra en ciertos municipios. Por ejemplo, el tomate verde sólo se cultiva en algunos municipios de Hidalgo y Puebla; el cacahuate en otros de Guerrero y Puebla; el café en Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Puebla y Veracruz; el limón se restringe a algunos municipios de Guerrero, Michoacán y Oaxaca.

Aspectos socioeconómicos . La participación relativa de la población respecto del total nacional, en estos municipios, disminuyó entre 1950 y 1995. En 1950 albergaban a una cuarta parte de la población total del país y, para 1995, la participación se redujo al 14%. De hecho, el crecimiento poblacional promedio anual entre 1950 y 1990 fue de 1.2%, cifra inferior al promedio nacional que fue de 1.8% anual. Seguramente los datos se referían al crecimiento natural de la población, ya que la población inmigrante (nacida en otra entidad), al interior de cada municipio, sólo representaba el 6% en promedio. Mientras que la población que cambió de lugar de residencia entre 1985 y 1990, sólo correspondía al 2% de la población total de cada municipio. Predominaba la población rural; poco más de la mitad de la población se encontraba en edad de trabajar (entre 15 y 64 años), mientras que el 43% correspondía a la población en edad preescolar y escolar (de 0 a 14 años). La estructura de la población ocupada se distingue porque cerca del 70% estaba inserta en actividades agropecuarias; el 11% en la industria manufacturera y el 13% en actividades terciarias. En general el nivel de desarrollo socioeconómico de la población es muy bajo.

 

2. Agricultura de autoconsumo poco tecnificada

 

Forma de producción . Agricultura de temporal. Más de la mitad de las UPR utilizaban tractor; poco más de un tercio fertilizantes químicos y pesticidas y sólo una cuarta parte semilla mejorada. Un tercio de las UPR disponía de equipo e instalaciones de apoyo y menos del 10% contaba con servicios de asesoría para mejorar las técnicas de producción.

Producción . El cultivo principal de autoconsumo es el maíz y como complemento el frijol. Aunque a escala nacional este tipo de municipios participaba con el 10% del valor de la producción de cultivos forrajeros, al interior de cada municipio la contribución de éstos era menor al 10%.

Aspectos socioeconómicos . En 1950 concentraban al 13% de la población total del país y, para 1995, la cifra ascendió a 23%. El crecimiento de la población, entre 1950 y 1995, fue del 3% anual, más de un punto porcentual que el crecimiento promedio nacional. La alta tasa de crecimiento de estos municipios se explica, en parte, por la atracción de población que ejercieron hasta 1990; en conjunto concentraron al 37% de la población que cambió de entidad de nacimiento en el país. Todavía entre 1985 y 1990 ejercieron gran atracción, ya que absorbieron al 32% de la que cambió de lugar de residencia entre dichos años. En cuanto a la estructura porcentual por tamaño de localidad, en cada municipio, alrededor del 40% de la población era rural, el porcentaje restante en algunos municipios era población mixta, en otros, urbana. Poco más de la mitad de los habitantes se encontraba en edad de trabajar y el 40% en edad preescolar y escolar. Para 1990 concentraban al 23% de la población ocupada total del país; por municipio, la distribución porcentual era la siguiente: 19% se ocupaba en actividades agropecuarias, el 32% en manufacturas y el 45% en terciarias. El nivel de desarrollo socioeconómico en algunos municipios estaba entre medio-alto y en otros era muy alto.

 

3. Agricultura de autoconsumo con alto uso de agroquímicos

 

Forma de producción . Agricultura de temporal. La mitad de las UPR utilizaban tractor, poco más de un tercio semilla mejorada, tres cuartas partes fertilizantes químicos y cerca de tres quintas partes utilizaban pesticidas. Una cuarta parte de las UPR contaba con equipo de apoyo para la producción y menos del 5% con asesoría técnica.

Producción . Alrededor de tres quintas partes de las UPR destinaban su producción al autoconsumo y una cuarta parte a la venta local. Sólo se cultivaba maíz y en menor proporción frijol. El valor de la producción total de este tipo de municipios apenas representaba el 4% de la producción nacional de maíz y el 1% de frijol.

Aspectos socioeconómicos . En 1950 albergaban al 8% de la población total del país y, para 1995, al 11%. El ritmo de crecimiento de la población entre 1950 y 1995, era de alrededor del 2.5% anual, también por encima del promedio nacional. La proporción de inmigrantes nacidos en otra entidad apenas representaba el 8% de la población total por municipio; mientras que la población que cambió de lugar de residencia entre 1985 y 1990, sólo representaba el 3% de la población municipal. No más del 25% de la población se asentaba en localidades rurales, en algunos municipios, el 75% se hallaba en localidades mixtas y, en otros, el 75% estaba en localidades urbanas. Poco más de la mitad de los habitantes se encontraba en edad de trabajar y dos quintas partes en edad preescolar y escolar. En cuanto a la estructura de la población ocupada, el 21% estaba inserta en actividades agropecuarias, un tercio en manufacturas y poco más de dos quintas partes en terciarias. El nivel de desarrollo socioeconómico en algunos municipios era medio, en otros, medio-alto.

 

4. Agricultura comercial monoespecializada

 

Forma de producción . Agricultura de temporal. Poco más de la mitad de las UPR utilizaban tractor, a excepción de la mayor parte de los municipios de entidades como Yucatán, Chiapas, Oaxaca, Puebla y Veracruz, donde el uso del tractor era casi nulo. Un tercio de las UPR usaban semilla mejorada, el 50% fertilizantes químicos y poco más de dos quintas partes utilizaban pesticidas. Cerca de un tercio de las UPR disponían de equipo e instalaciones de apoyo y menos del 5% contaban con asesoría técnica.

Producción . Poco más de tres quintas partes de las UPR destinaban su producción a la venta local y nacional y alrededor del 29% al autoconsumo. En todas los municipios con este tipo de agricultura se cultivaba maíz, sin embargo, en la estructura interna de cada municipio, este cultivo sólo representaba alrededor del 18% de la producción total. Entre este grupo de municipios se cultivó la producción total de nopal (Distrito Federal) y henequén (Yucatán). Poco más del 50% de la producción nacional de arroz (en Campeche); de papa (en Nuevo León y Chihuahua); de café (Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Veracruz y Puebla); de coco (Yucatán); de naranja (Tamaulipas, Veracruz y San Luis Potosí); de plátano (Chiapas, Tabasco y en menor medida en Veracruz) y de sorgo forrajero (en Coahuila y Nuevo León).

El 39% de nuez encarcelada (en Coahuila y Chihuahua) y el 47% de avena forrajera (Coahuila y Zacatecas). Entre el 20% y 30% de cebada (en Hidalgo y Puebla); de chile (Guanajuato, Sinaloa y Zacatecas); de jitomate (Baja California, San Luis Potosí y, en menor proporción, en Michoacán y el Estado de México); de brócoli (en Guanajuato); de caña de azúcar (principalmente en Veracruz); de mango (Guerrero y Veracruz) y de pastos cultivados (Nuevo León y San Luis Potosí). Entre el 10% y 20% de sorgo (Tamaulipas, Nuevo León y Michoacán); de cebolla (Morelos y Tamaulipas); de cacahuate (en Puebla y Guerrero); de cacao (en Tabasco); de melón (en Guerrero, Nayarit y Coahuila); de aguacate (en Michoacán); de limón (Guerrero, Oaxaca y Michoacán); de manzana (en Chihuahua y, en menor proporción, Coahuila y Puebla) y de alfalfa (Querétaro, San Luis Potosí, Sonora, Chihuahua y Guanajuato).

Aspectos socioeconómicos . La participación porcentual de la población respecto del total de país se mantuvo en alrededor del 19% entre 1950 y 1995. El ritmo de crecimiento anual, en el mismo lapso de tiempo, fue del 2%, ligeramente arriba del promedio nacional (1.8% anual). La contribución porcentual de la población nacida en otra entidad apenas alcanzó el 3% del total por municipio; la que cambió de lugar de residencia entre 1985 y 1990, sólo representó el 1%. Había predominio de población rural, ésta representaba el 95% del total en cada municipio; aunque en algunos municipios únicamente el 35% de la población habitaba en localidades rurales, el 28% en localidades con categoría mixta y el 37% en urbanas. El 53% de la población se encontraba en edad de trabajar y el 42% en edad preescolar y escolar. Alrededor del 70% de la población ocupada laboraba en actividades agropecuarias, el 10% en manufacturas y el 15% en actividades terciarias. El nivel de desarrollo socioeconómico, en los municipios con predominio de población rural, estaba entre muy bajo y bajo; y, en aquellos donde la proporción de población rural fue menor, era medio-bajo o medio.

 

5. Agricultura comercial diversificada

 

Forma de producción . Alrededor de tres cuartas partes de las tierras de labor era de temporal y el resto de riego. Poco más de tres quintas partes de las UPR utilizaban tractor, la mitad semilla mejorada, tres cuartas partes fertilizantes químicos y dos terceras partes usaban pesticidas. Cerca de la mitad de las UPR disponían de equipo e instalaciones de apoyo a la producción y sólo alrededor del 5% contaban con asesoría técnica.

Producción . El 65% de las UPR destinaban su producción a la venta local y nacional y sólo una quinta parte al autoconsumo. Entre los estados de mayor diversificación de productos agrícolas destacan (por orden de importancia): Jalisco, Guanajuato, Sinaloa, Veracruz, Michoacán, Nayarit y Chihuahua; de estos, en los municipios con esta tipología, se generaba una cuarta parte de la producción agrícola nacional. Por cultivo, participaban con el 99% de la producción de maguey; el 75% de aguacate; el 65% de brócoli; alrededor del 42% de chile y mango; cerca del 37% de sorgo, caña de azúcar y sorgo forralero; entre el 24% y 30% de trigo, jitomate, limón, fresa y naranja; alrededor del 18% de maíz, frijol, plátano, nuez encarcelada y alfalfa y entre el 8 y 15% de cebolla, papa, soya, café, melón y pastos cultivados. Otro 8% de la producción agrícola del país se obtenía en los municipios de los estados de Morelos, Tabasco, Oaxaca, Tamaulipas, Colima, Durango, Puebla, Aguascalientes, San Luis Potosí, Zacatecas y Tlaxcala. Estos participaban con el 100% de la producción de guayaba; el 96% de durazno; el 92% de ajo; el 85% de cacao; el 67% de cebolla; el 55% de tomate verde; el 42% de limón; el 38% de arroz; el 21% de cebada; entre el 11% y 18% de caña de azúcar, manzana, melón, cacahuate, jitomate y avena forrajera y con menos del 10% de otros cultivos como plátano, frijol, mango, algodón, alfalfa, entre otros.

Aspectos socioeconómicos . La proporción de población asentada en estos municipios, no experimentó cambios significativos entre 1950 y 1995. En el primer año, concentraban al 20% de la población total del país, para 1995, al 22%. El crecimiento poblacional promedio entre 1950 y 1990 fue de 2.5% anual (arriba del promedio nacional) y, entre 1990 y 1995 descendió a 1.8%, promedio similar al nacional. La participación porcentual de la población nacida en otra entidad era del 8% y, de la que cambio de lugar de residencia de 1985 a 1990, del 2% por municipio. En algunos municipios había un predominio de población rural (más del 90% del total por municipio); en otros municipios predominaba la población urbana (72% del total) y, en algunos otros, el 46% era población rural, el 42% mixta y el 12% urbana. El 54% de la población se encontraba en edad de trabajar y el 41% en edad escolar y preescolar. En algunos municipios el 62% de la población ocupada se insertaba en actividades agropecuarias, el 14% en manufacturas y el 21% en terciarias; en otros, el 33% de la población se ocupaba en actividades agropecuarias, el 27% en manufacturas y el 38% en terciarias. Algunos municipios (los de predominio de población rural), el nivel de desarrollo socioeconómico estaba entre bajo, medio-bajo y medio y, en aquellos donde la proporción de población rural era menor, variaba entre medio-alto y muy alto.

 

6. Agricultura comercial diversificada y altamente tecnificada

 

Forma de producción . Alrededor del 80% de las tierras de labor disponían de riego. El 90% de las UPR utilizaban tractor, el 80% semilla mejorada y fertilizantes químicos y poco más de tres quintas partes usaban pesticidas. El 83% de las UPR contaban con equipo e instalaciones de apoyo, alrededor del 16% con servicios de asesoría gratuita y alrededor del 18% con asesoría pagada; aunque en algunos municipios más del 50% de las UPR contaban con asesoría pagada.

Producción . Alrededor del 83% de las UPR destinaban su producción a la venta local y nacional y sólo el 8% al autoconsumo. Los municipios con este tipo de agricultura correspondían a los estados de Baja California, Baja Califor-nia Sur, Coahuila, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Nuevo León, Oaxaca, Pue-bla, Sinaloa, Sonora y Tamaulipas. En ellos se generaba poco más de una quinta parte de la producción agrícola del país. Por cultivo contribuían con el 100% de espárrago; el 98% de garbanzo; el 93% de uva; el 86% de soya; el 79% de algodón, el 69% de trigo; el 62% de fresa; alrededor del 37% de melón, nuez encarcelada y alfalfa; el 28% de sorgo, jitomate y chile; el 24% de sorgo forrajero; alrededor del 13% de maíz, frijol, brócoli, naranja y pastos cultivados y con el 10% de papa y manzana.

Aspectos socioeconómicos . La concentración de la población en estos 70 municipios, en relación con el total del país, no había variado entre 1950 y 1995, el cual representó el 6% en ambos años. El crecimiento promedio entre 1950 y 1990 fue del 2.3% anual y, entre 1990 y 1995, descendió un punto porcentual (1.3%). La participación porcentual de la población nacida en otra entidad, por municipio, fue del 8%; y de la que cambio de lugar de residencia, entre 1985 y 1990, del 2%. En algunos municipios había predominio de población rural; en otros, tres cuartas partes de la población era urbana y, en otros, el 43% de la población era rural, el 41% mixta y el 15% urbana. El 57% de la población estaba en edad de trabajar y el 37% en edad escolar y preescolar. En los municipios con predominio de población rural, el 58% de la población ocupada laboraba en actividades agropecuarias, el 14% en manufacturas y el 23% en terciarias; en los que tenían menor proporción de población rural, el 30% se ocupaba en actividades agropecuarias, el 22% en manufacturas y el 42% en terciarias. En los municipios con predominio de población rural, el nivel de desarrollo socioeconómico, estaba entre bajo y medio-bajo; en los que tenían menor proporción de población rural, variaba entre medio, medio-alto y alto.

 

 

 

Periférico 5000, Col. Insurgentes Cuicuilco, C.P. 04530, Delegación Coyoacán, México D.F.
Última Actualización: 15/11/2007