Inicio
English
Noticias
Reglamento
Directorio
Mapa del Sitio
Organigrama    

Título

Autor
Palabra Clave

Búsqueda avanzada

Puntos de Venta y Formas de Pago
FAQ
Sistema de Calidad y estadísticas
Instrucciones para autores y revisores
Boletín de novedades editoriales

 

 

 

Inicio -> Publicaciones -> Consulta de publicación -> Contenido

 


TRATAMIENTO Y DISPOSICIÓN FINAL
DE RESIDUOS EN PEMEX-REFINACIÓN

Ing. José Manuel Olivares Páez

 

Resumen

El autor establece un marco de referencia para el manejo adecuado de los residuos de refinación del petróleo. Explica los motivos que orillaron a Petróleos Mexicanos a crear el "Comité de Activos Improductivos" y el "Comité de Protección Ecológica mediante el Aprovechamiento de Residuos Contaminantes", así como sus funciones y los problemas que cada uno resuelve. Describe el tratamiento y manejo a que sujetan los lodos aceitosos, plomizos, blancos y biológicos, el catalizador y los aceites gastados, el carbón desactivado, las resinas agotadas, la escoria de calderas y calentadores, la lana mineral aislante, los bifenilos policlorados y las sosas gastadas. También menciona las principales barreras para manejar adecuadamente los residuos, así como las acciones que propone para resolver este problema.

 

 

Introducción

En concordancia con las directrices del Ejecutivo Federal, Petróleos Mexicanos incluyó en sus políticas prioritarias la preservación del medio ambiente en todas sus actividades, que involucran la explotación de hidrocarburos, su procesamiento, almacenamiento y distribución, y la elaboración de energéticos de calidad ecológica internacional.

Los nuevos escenarios mundiales incorporan conceptos de integración económica y globalización de mercados, que tienden a uniformar metas de eficiencia en la industria, a equiparar sus niveles de competitividad y a cumplir con normas ambientales cada vez más estrictas.

El establecimiento de una legislación ambiental planificada en nuestro país, acorde con nuestras condiciones particulares y con metas a corto y mediano plazos, ha coadyuvado a establecer compromisos realizables y a acrecentar de manera significativa, nuestra anteriormente reducida cultura ambiental.

En lo referente a los residuos generados por la industria de la Refinación del Petróleo, que es el tema que nos ocupa, existen importantes avances tecnológicos a nivel mundial, pero también grandes errores; dentro de los primeros, citaré los procesos que incorporan principios de reciclaje de residuos y utilización de los subproductos y como ejemplo de los segundos, la selección inadecuada de sitios y procedimientos, para confinar residuales peligrosos.

Pemex-Refinación, al igual que cualquier otra industria de Refinación en el mundo, genera dentro de su proceso productivo diversos residuales, cuyas características les confieren el carácter de peligrosos, según la normatividad vigente. Los principales residuos son: lodos aceitosos, lodos plomizos, lodos blancos, catalizadores agotados y aceites gastados.

 

 

Una de las tareas prioritarias de nuestra empresa es reducir en la fuente de estos residuos, manejar, tratar y disponerlos adecuadamente. Para lograrlo atendemos los lineamientos que han trazado las de punta, y proponemos sistemas alternos de disposición de residuos. Sabemos que la consecución de nuestras metas no es inmediata y que falta mucho por hacer en este campo, sin embargo, consideramos que la participación conjunta y comprometida de autoridades, técnicos y generadores de residuos, necesariamente acortará los tiempos y que los resultados que obtengamos serán significativos.

En nuestro organismo se destacan dos grandes grupos de trabajo que realizan un importante esfuerzo de manejo de desechos y que son los Comités de Activos Improductivos y de Protección Ecológica.

Comité de Activos Improductivos

El Comité de Activos Improductivos fue creado el 29 de mayo de 1991, con el propósito de mejorar la eficiencia administrativa, operativa y financiera del organismo y definir aquellos recursos con los que en la actualidad contamos y que son necesarios en el desarrollo de los programas de operación, en el corto y mediano plazo. Los recursos los identificamos en función de su grado de obsolescencia, estado físico, uso previsible y niveles de existencia. Como resultado de nuestro examen, proponemos que sean enajenados aquellos bienes dados de baja como son por ejemplo los desechos ferrosos, llantas segmentadas, tubería Admiralty, Fluxería, alambre magneto, pedacería de madera, cartón, papel, etcétera.

El Comité revisa normas, reglas y procedimientos que rigen la enajenación de bienes muebles, a efecto de homologarlos y configurar normas generales de observación para todas las áreas del organismo.

Comité de Protección Ecológica mediante el Aprovechamiento de Residuos Contaminantes

COPEMARC son las siglas del Comité de Protección Ecológica mediante el Aprovechamiento de Residuos Contaminantes. Fue constituido en junio de 1990, y está integrado por un presidente un vicepresidente, un secretario y 7 vocales. Su reglamento contempla la participación de la totalidad de las dependencias operativas en el Comité, que sean generadoras de residuos industriales. El Comité es responsable de los residuos peligrosos señalados en la lesgilación nacional vigente, que presentan una o más de las características CRETIB.

La función primordial del Comité consiste en evitar la contaminación ambiental y promover la protección ecológica, mediante el aprovechamiento o canalización de los residuos que no tienen clasificación comercial, bajo la observancia de los procedimientos y normatividad correspondiente. Dentro de sus funciones se destacan:

1. Solicitar el envío de información relativa al inventario de residuos de cada dependencia.

2. Publicar y difundir entre otras empresas las características de los residuos que pueden ser

motivo de interés comercial.

3. Promover la colaboración entre los responsables de las dependencias para que tiren

oportunamente los residuos contaminantes o los dispongan adecuadamente.

4. Difundir los procedimientos y criterios específicos para que se manejen, reciclen y confinen

adecuadamente o se destruyan previa identificación, clasificación, señalización y acomodo.

 

 

Problemas

Los principales problemas que encaramos con los activos improductivos se refieren a la falta de espacios para su almacenamiento temporal, a la ausencia de compradores que nos obligan a repetir las licitaciones y a los precios que fijan las autoridades, que en algunos casos resultan elevados.

Los problemas que presentan los residuos peligrosos son muy complejos. Reconocemos que el desecho peligroso puede causar daños a la salud humana y al ambiente, que es necesario reducir su generación al mínimo, que se tiene que manejar adecuadamente y que tenemos que capacitar al generador para que cumpla con sus funciones y obligaciones. Ante la capacidad limitada de una dependencia para disponer de tecnología y del recurso económico, se antepone el propósito de la institución de lograr el concurso y participación de las dependencias involucradas para que desarrollen y apliquen técnicas ambientales que sean racionales y que conduzcan a reducir el residuo en la fuente, a incrementar su recirculación, a manejar y disponerlos adecuadamente y que agilicemos los procedimientos administrativos sin menoscabo del rigor requerido.

En este orden de ideas, me permitiré presentar a ustedes los principales procesos que empleamos en Pemex-Refinación para tratar residuos, los problemas que enfrentamos y algunas alternativas de solución.

Tratamiento de residuos

Lodos aceitosos

Los lodos aceitosos se originan en los tanques de almacenamiento de crudo, combustóleo, gasóleo y en plantas de tratamiento de efluentes. Los lodos aceitosos están constituidos por parafinas, asfaltenos, agua y material inorgánico este último en pequeña proporción, pero englobado por hidrocarburos que dificultan su separación.

Las tecnologías que hasta la fecha hemos utilizado con resultados de tratamiento físicos, como por ejemplo la centrifugación, que nos permite recuperar hidrocarburos -del orden del 80%-, agua y sólidos. Los hidrocarburos se reprocesan, el agua se envía a la planta de tratamiento de efluentes, y definimos el destino y disposición final del residuo después de practicarle el análisis CRETIB.

El actual esquema de tratamiento permite reducir de inmediato el volumen de residuo en 95% aproximadamente y reincorpora el hidrocarburo a los procesos de refinación. No obstante los buenos rendimientos que registramos, creemos conveniente ensayar nuevas y diversas tecnologías.

Lodos plomizos

Estos residuos se originan al añadir tetraetilo de plomo a la gasolina Nova. Las tecnologías actuales para tratar el residuo plomizo son el encapsulamiento con cemento el físicoquímico y el del lavado de los lodos plomizos con gasolinas vírgenes, para reincorporar a la gasolina el tetraetilo de plomo contenido en los residuos. Todos los tratamientos dan resultados satisfactorios, ya que todos los lodos tratados cumplen ampliamente con la normatividad que regula su disposición final.

 

 

Lodos Blancos

Los lodos blancos se generan en los procesos de tratamiento de agua de abastecimiento y de enfriamiento. En las torres de enfriamiento se sujeta el agua al mayor número posible de ciclos de recirculación.

La disposición final del lodo blanco se hace en la industria calera, fuera de las plantas de Pemex-Refinación. El lodo se adiciona a la cal durante su proceso de manufactura, sin que afecte la calidad del producto.

Mediante análisis hemos comprobado que estos lodos no son peligrosos.

La problemática que enfrentamos se refiere al traslado del residuo a las caleras y al bajo porcentaje de lodo que puede incorporar la cal.

Catalizador agotado

Los catalizadores agotados provienen de las plantas de desintegración catalítica de gasóleos pesados, que sirven para producir gasolina de alto octano y olefinas. el catalizador agotado está compuesto principalmente de sílice -alúmina-. Al perder la reactividad, el catalizador es desechado y sustituido por uno nuevo.

Disponemos del catalizador agotado en plantas cementeras. De incorporar el catalizador al proceso en su inicio, no se altera la calidad del producto por tener la misma composición que una de las materias primas del cemento. Los resultados de los análisis practicados a estos catalizadores nos permite catalogarlos como no peligrosos.

Aceites Gastados

El aceite gastado proviene del uso del lubricante en equipos dinámicos-bombas, motores, etcétera-. En la actual legislación se considera al lubricante gastado como peligroso. La mejor opción encontrada consiste en su reprocesamiento en la industria lubricantera.

Carbón desactivado

En las plantas MEROX se desulfura gasolina con carbón activado. Cuando el carbón pierde su potencial de servir como activador tiene que desecharse. La generación de carbón desactivado no es cuantiosa, ni continua, pero por sus características si se trata de un residuo peligroso. Buscamos proveedores de carbón activado que estén interesados en regenerar el carbón desactivado o bien tendremos que disponerlo en confinamientos controlados.

Estas resinas son de dos tipos: aniónicas y catiónicas. Las utilizamos para tratar y mejorar la calidad del agua que se emplea en las calderas para generar vapor. Las resinas se regeneran constantemente y al perder su capacidad de regeneración, son sustituidas por nuevas. trataremos de comercializarlas, pero en caso de no tener éxito las dispondremos en confinamientos controlados.

Escoria de calderas y calentadores

La escoria proviene del uso de combustibles con alto contenido de azufre, vanadio y otros metales, en los equipos de calentamiento indirecto. La escoria se retira del hogar durante el mantenimiento general de las calderas o calentadores. Pretendemos que empresas especializadas recuperen los metales que contiene la escoria o en su defecto habrá que disponerla en confinamientos controlados .

 

 

Lodos biológicos

El lodo biológico se origina en los rectores biológicos de las plantas de tratamiento de aguas urbanas de desecho. El agua tratada se reusa en los centros de trabajo de Pemex-Refinación. Apilamos actualmente los lodos en los mismos lugares de extracción del agua urbana. Nos encontramos en el proceso de solicitar la autorización de las autoridades para que dispongamos los lodos tratados en lagunas de secado o en rellenos sanitarios.

Bifenilos policlorados

Los bifenilos policlorados se originan en los equipos eléctricos que utiliza nuestra industria, es decir, en aquellos transformadores que hace muchos años adquirimos y que contenían aceites dieléctricos conocidos como bifenilos policlorados.

En la década de los años setenta se descubrió el efecto perjudicial que tienen en la salud humana los bifenilos policlorados. Iniciamos de inmediato un programa específico que consistió en desarrollar la formulación de un aceite dieléctrico de origen mineral, que satisficiera las especificaciones de los aceites sintéticos.

A finales de la década de los setenta, Petróleos Mexicanos logró desarrollar un aceite mineral que sustituyó al aceite que contenía bifenilos policlorados. De inmediato nos dedicamos a la tarea programada y ordenada de reemplazar el aceite de todos los transformadores. El problema actual estriba en el almacenamiento del bifenilo y en su disposición final.

Petróleos Mexicanos ha explorado las alternativas de disposición final del bifenilo policlorado y encuentra que la alternativa viable y recomendada en los países industrializados es la incineración, que contempla eficiencias de destrucción superiores al 99.9999%.

Existen empresas que ofrecen este tipo de tratamiento. Tal es el caso de una compañía que realizó inversiones para instalar un incinerador en la zona fronteriza norte de nuestro país sin lograr concretar el proyecto.

La tecnología de incineración es la única que ha sido aceptada por países que cuentan con las legislaciones más estrictas. Tenemos además, la posibilidad de exportar este tipo de residuo a empresas que nos comprueban el grado requerido de destrucción del bifenilo policlorado.

Por otra parte, Pemex-Refinación, consciente de la urgencia de resolver esta problemática, facilitó la realización de una prueba de biodegradación de bifenilos policlorados, con la anuencia de nuestras autoridades. De resultar satisfactorios los resultados del tratamiento biológico, la destrucción de estos materiales peligrosos in situ sería más segura que la exportación, por los riesgos que implica el transporte.

Lana mineral

Uno de los esquemas de ahorro de energía estriba en aislar suficientemente ciertas tuberías que transportan fluidos y los recipientes de proceso que los contienen. El material aislante se compone básicamente de lana mineral. Al prestarle mantenimiento general a una planta de proceso, se suele retirar el aislante para inspeccionarla. La inspección puede simplemente consistir en una observación ocular o pueden emplearse técnicas más sofisticadas como el ultrasonido.

 

 

La generación de lana mineral de desperdicio -sin ser un peligro- representa para nuestra industria un problema de disposición final. Exploramos la alternativa de que sean los propios fabricantes de lana mineral, los que la reciclen, alternativa que preferimos a la del confinamiento controlado.

Sosas gastadas

Solemos clasificar las sosas gastadas en dos tipos: las mercaptánicas y las fenólicas. Las primeras se originan en los tratamientos de remoción de azufre de los hidrocarburos gaseosos y las segundas en los tratamientos de remoción de compuestos orgánicos indeseables en los hidrocarburos líquidos, compuestos que denominamos fenoles. El problema de las sosas gastadas es que impactan en forma considerable a las plantas de tratamiento de agua.

En el caso de las sosas gastadas de tipo mercaptánico, se ha instalado en las refinerías un tratamiento regenerativo, que ha permitido reducir progresivamente el residuo, hasta llegar a cantidades prácticamente despreciables.

En lo que se refiere a las sosas gastadas de origen orgánico o fenólicas, actualmente acondicionamos instalaciones que nos permitan oxidar la parte orgánica, de suerte que dichas sosas puedan ser dispuestas en el sistema de tratamiento de efluentes.

En forma paralela, hemos explorado la posibilidad de vender estos materiales a industrias, que por su propia naturaleza, puedan utilizar estos residuos como insumo. A la fecha, los resultados que hemos obtenido no reflejan el éxito que esperábamos, sin embargo, nuestro planteamiento sigue vigente.

Otros

En este rubro incluimos madera, empaque, pedacerías metálicas, etcétera, que tienen su origen en actividades de mantenimiento, tanto del tipo correctivo, como preventivo. Se procura mantener bajos inventarios de estos materiales mediante la venta de los mismos, actividad que coordina el Comité de Activos Improductivos. El almacenar este tipo de residuos tiene principalmente un efecto adverso en la imagen que proyecta el centro de trabajo.

Disminuir inventarios de residuos ha sido una práctica que nos ha dado buenos resultados, amén de que hemos logrado que otras industrias aprovechen como insumo materiales que Pemex-Refinación no utiliza.

Propuestas de solución

En síntesis, los avances en materia de disposición adecuada de recursos, se ha visto afectada en mayor o menor grado por:

  • Falta de alternativas tecnológicas probadas en nuestras condiciones particulares.
  • Desconocimiento de la normatividad ambiental nacional por muchas de las empresas prestadoras de servicios.
  • Excesivos trámites para la aplicación de nuevos esquemas de tratamiento y disposición de residuos.
  • Diferentes interpretaciones de las entidades relacionadas con la aplicación de la normatividad ambiental.
  • Falta de reconocimiento y apoyo a las empresas que promueven el reciclaje de residuales.
  • Resoluciones administrativas que no consideran determinante el aspecto técnico de los sistemas de disposición final.

 

 

Por lo anterior, consideramos conveniente mencionar las siguientes propuestas de solución, que podrían aportar elementos de discusión que permitan satisfacer los objetivos propuestos de la reunión.

  • Llevar a cabo evaluaciones de tecnologías para formar un padrón confiable de las mismas.
  • Difundir mediante reuniones nacionales los principales lineamientos en materia de residuos peligrosos.
  • Otorgar incentivos a empresas que reduzcan sus residuos, así como aquellas que los incorporen como materia prima en sus procesos o como energético alterno.
  • Establecer lineamientos para que la disposición de residuos sea económicamente atractiva, tanto para el generador de los mismos, como para el que los utiliza en su proceso productivo.
  • Delimitar la responsabilidad del residuo mediante la actualización de la legislación vigente.

 

 

 

Periférico 5000, Col. Insurgentes Cuicuilco, C.P. 04530, Delegación Coyoacán, México D.F.
Última Actualización: 15/11/2007