Inicio
English
Noticias
Reglamento
Directorio
Mapa del Sitio
Organigrama    

Título

Autor
Palabra Clave

Búsqueda avanzada

Puntos de Venta y Formas de Pago
FAQ
Sistema de Calidad y estadísticas
Instrucciones para autores y revisores
Boletín de novedades editoriales

 

 

 

Inicio -> Publicaciones -> Consulta de publicación -> Contenido

ANEXO II

ENVASES Y EMBALAJES

 

ESTUDIOS DE BASE

Con el objeto de adaptar los sistemas de manejo integral de residuos sólidos a la situación cambiante de los hábitos de los consumidores y a los cambios tecnológicos relacionados con los materiales y productos de consumo que generan residuos o que son potencialmente reciclables, así como para detectar deficiencias en el manejo y en la infraestructura existente, es necesario realizar estudios de diagnóstico sobre el tema en cada localidad.

Para el desarrollo de estos estudios, se deberán establecer alianzas entre gobierno, industrias, empresas de servicio, organismos sociales, instituciones académicas, asociaciones de profesionales y otros actores interesados en apoyar el diseño y puesta en marcha de los sistemas de manejo integral de los residuos sólidos. Para ubicar la participación de los envases y embalajes en el manejo integral de los residuos sólidos municipales, se referirán a continuación algunas de las consideraciones contenidas en la Monografía que sobre el tema publicó el Instituto Nacional de Ecología en 1993.

En el Cuadro A.II.1. se muestran las definiciones de las distintas modalidades de envases y embalajes, así como la de empaques (Careaga 1993).

 

Cuadro A.II.1.
Definiciones de envases, embalajes y empaques

 

Envase primario

Envase secundario

Embalaje

 

Empaque

Es el que se encuentra en contacto con el producto

Es la envoltura o caja que contiene al envase primario

Es el sistema para contener y transportar envases primarios o productos a granel

Es el material para amortiguamiento de choques y para relleno de cajas

 

Los envases son considerados esenciales, en particular, para mantener la calidad de los alimentos y prevenir el derrame de materiales peligrosos, razón por la cual contribuyen al bienestar de la sociedad moderna, así como al desarrollo económico. Al proteger los productos contra daños y descomposición, los envases también ayudan a reducir el flujo de residuos sólidos. Otras de sus ventajas son:

 

  • Mantener las propiedades nutricionales y sensoriales de los productos.

  • Reducir las pérdidas del producto al protegerlo contra la descomposición.

  • Disminuir los costos de distribución e incrementar la eficiencia en el manejo, transporte y almacenamiento.

  • Contribuir con el mejoramiento de las condiciones de trabajo en las plantas de procesamiento y en los establecimientos de venta al consumidor.

  • Proveer un máximo de conveniencia y economía a los consumidores.

  • Proporcionar un medio de impresión para informar al consumidor sobre los aspectos legales y de mercadotecnia relativos al producto contenido.

  • Ofrecer un atractivo gráfico y de color para venta al menudeo.

  • Reducir los posibles impactos negativos del producto sobre el ambiente (Careaga, op. cit.).

 

Cabe señalar que la existencia de productos procesados y empacados coadyuva de manera importante a reducir los tiempos requeridos para la compra y preparación de los alimentos.

Al mismo tiempo, la competencia entre los materiales de envase, los proveedores de los mismos y los empacadores de alimentos, se traduce en la búsqueda continua de esquemas de disminución de envolturas y envases, por lo que existe una constante preocupación por obtener una "reducción de origen" de los residuos sólidos en las fuentes industriales de empaques.

En la Monografía se plantea que los envases de un solo uso proporcionan beneficios a la salud pública, al eliminar prácticamente cualquier posibilidad de transmisión de enfermedades. Mientras que los envases reutilizables, contribuyen a disminuir el consumo de materias primas naturales no renovables.

También se señala, que la prohibición del uso o la eliminación total de cualquiera de los diferentes tipos de materiales para envase, tendría sólo un efecto marginal y muy poco significativo en los flujos de residuos sólidos municipales.

 

IMPACTO AMBIENTAL DE LA CADENA DEL ENVASADO

Al evaluar los posibles impactos ambientales de la cadena del envasado, se debe de tomar en consideración el hecho de que un cambio en el tipo de envase puede obligar a efectuar cambios en las operaciones de llenado, en los mecanismos de distribución, en los métodos de exhibición de los productos en las tiendas detallistas y aún en la formulación y manufactura del producto mismo. Algunos de los elementos básicos para realizar la evaluación del impacto ambiental de los envases son:

 

  • Disminución de recursos naturales no renovables.

  • Contaminación del agua, el aire y el suelo.

  • Contribución al calentamiento global.

  • Consumo elevado de energía.

  • Presión sobre los sistemas de gestión de los residuos sólidos.

 

La información resultante del análisis del ciclo de vida de los productos o de los residuos reciclables, aunada a consideraciones de tipo económico, tecnológico, de diseño y de cumplimiento de sus funciones básicas, ayuda de manera objetiva a sustentar las decisiones acerca de si el uso de determinado material de envase, debe o no controlarse.

 

REDUCCIÓN DE RESIDUOS DE ENVASES Y EMBALAJES

Para alcanzar las metas de reducción de residuos y de reciclaje de los residuos sólidos, es preciso contar con la participación voluntaria y comprometida de la industria privada y los miembros de cada comunidad, ello puede verse favorecido por el desarrollo e instrumentación de guías y lineamientos al respecto.

Para el logro de las metas de reducción y reciclaje de residuos sólidos, las empresas productoras de envases y empacadoras de productos comerciales e industriales, deben continuar los esfuerzos de reducción en la fuente, en tanto sea técnica y económicamente factible, para disminuir en lo posible la cantidad de residuos que requieren tratamiento y/o disposición final. La reutilización de materiales consistentes con su propósito original o el uso de materiales reciclados pueden contribuir en este esfuerzo.

 

GUÍA DE ENVASADO

El estudio en el que se sustentan estas recomendaciones, sugiere la necesidad de que las asociaciones y cámaras industriales promuevan que sus miembros analicen durante la etapa de investigación y desarrollo los tipos de envasado que se mencionan a continuación:

 

Envase cero Durante la etapa de investigación y desarrollo de un producto, antes de su introducción al mercado, debe evaluarse la necesidad de envasarlo Envase mínimo Deben estudiarse métodos alternativos de diseño de productos y envases, con el fin de reducir al mínimo la cantidad requerida para el envase Envase retornable Se trata de contenedores que pueden ser devueltos a empresas o industrias para su reuso Envase rellenable Es aquel que puede ser rellenado por el consumidor o reusable Un envase se considera reciclable si existe un Envase reciclable sistema económicamente viable y disponible para la recolección, procesamiento y comercialización del material que lo constituye (Careaga, op. cit.).

La investigación a este respecto, concluye que todos los materiales y embalajes usados en México, tanto de tipo industrial como comercial, deberían estar hechos de forma tal que lograra reducirse la cantidad de residuos de envase que requieren disposición final, mediante la adopción de varios o de algunos de los procesos que se describen a continuación:

 

  • Envases reusables o rellenables, consistentes con su propósito original.

  • Envases compuestos de tanto material reciclado como resulte práctico y aceptable legalmente.

  • Envases hechos con un porcentaje viable de materiales reciclables.

  • Envases reducidos a la cantidad mínima posible de material, que aún conserven su funcionalidad (op. cit.).

 

RECOMENDACIONES PARA EL COMERCIO DETALLISTA

Se recomienda que las tiendas al detalle, inicien programas internos de reducción y reciclaje de residuos, siempre y cuando esto sea factible, así como que realicen las actividades como las citadas enseguida:

Reducción en la fuente ·Adoptar procedimientos que reduzcan residuos de envases y embalajes innecesarios.

·Implantar acciones de concientización y educación de los consumidores a este respecto.

Reutilización

  • Poner en venta artículos reusables (por ejemplo, bolsas de mandado resistentes).

  • Ofrecer descuentos a consumidores que traigan sus propias bolsas de mandado.

  • Empacar los productos para venta al consumidor en envases reciclables.

  • Considerar los embalajes vacíos como artículos valiosos y revenderlos para su reciclado.

  • Investigar si los envases y embalajes vacíos pueden ser reutilizados en su propia tienda.

  • Ensayar el uso de envases rellenables, reutilizables o retornables.

 

Reciclaje

  • Reciclar todas las cajas de cartón corrugado,películas retráctiles o estirables, así como cuerdas, flejes y demás accesorios de embalaje.

  • Utilizar materiales de envase y embalaje que puedan ser reciclados localmente.

  • Utilizar envases y embalajes que contengan alto contenido de material reciclado

  • Implantar un programa agresivo interno de reciclaje.

  • Cooperar con negocios y organismos vecinos en la mejoría de los sistemas de recolección de residuos y de los programas comunitarios de reciclaje.

  • Investigar las posibilidades de establecer centros de acopio en la tienda, para fortalecer los programas co munitarios de reciclaje.

  • Alentar a los clientes a participar y apoyar los programas locales de reciclaje (Careaga, op. cit.).

 

PRINCIPALES MATERIALES USADOS PARA ENVASES

Entre los principales materiales empleados para envases se encuentran los siguientes:

 

METALES:

Para empacar alimentos se emplean más frecuentemente el acero y el aluminio.

 

VIDRIO:

Se utiliza en botellas y frascos de diferentes colores para bebidas.

 

Papel:

Empleados en una amplia gama de envases y embalaje y bajo formas diferentes que incluyen cartón prensado o corrugado.

 

PLÁSTICOS:

Entre ellos predominan seis tipos de resinas (de las más de 50 que se encuentran en el mercado) que constituyen 95% de los plásticos:

 

  • PET (polietileno Tereftalato)

  • PEAD (Polietileno de Alta Densidad)

  • PVC (Poli-Cloruro de Vinilo)

  • PEBD (Polietileno de Baja Densidad)

  • PP (Polipropileno)

  • PS (Poliestireno)

 

MATERIALES COMPLEJOS:

En los que se mezclan dos o más de los materiales antes señalados, como ocurre en la fabricación de envases flexibles que se utilizan como envolturas de botanas y chocolates.

Los plásticos son los materiales más recientes en el inventario de materias primas para fabricar envases y productos de consumo y, salvo el caso de tipos de plásticos termofijos los cuales no se usan para envase, la mayoría son reciclables, ya sea mezclados para producir la llamada "madera plástica" o bien separados en las resinas que los constituyen, siendo este último un campo en pleno desarrollo.

 

Periférico 5000, Col. Insurgentes Cuicuilco, C.P. 04530, Delegación Coyoacán, México D.F.
Última Actualización: 15/11/2007