Inicio
English
Noticias
Reglamento
Directorio
Mapa del Sitio
Organigrama    

Título

Autor
Palabra Clave

Búsqueda avanzada

Puntos de Venta y Formas de Pago
FAQ
Sistema de Calidad y estadísticas
Instrucciones para autores y revisores
Boletín de novedades editoriales

 

 

 

Inicio -> Publicaciones -> Consulta de publicación -> Contenido

 

      SEDESOL      

PREVENCIÓN Y PREPARACIÓN DE LA RESPUESTA EN CASO DE ACCIDENTES QUÍMICOS EN MÉXICO Y EN EL MUNDO

INSTITUTO NACIONAL DE ECOLOGÍA

PARTE II
CONTEXTO NACIONAL

Cristina Cortinas de Nava, Cuauhtémoc Arturo Juárez Pérez,
Rogelio Serrano Garza y Yolanda Ordaz Guillén
Coordinadores


CLASIFICACIÓN DEL GRADO DE RIESGO DE LAS EMPRESAS
DE ACUERDO CON EL INSTITUTO MEXICANO
DEL SEGURO SOCIAL

 

 

Dr. Adolfo Bohórquez López, Dr. Carlos Pérez.

Lucio y Act. Arturo Godínez Rocha§

Clases de Riesgo

En virtud de la existencia de accidentes de trabajo y ate enfermedades profesionales, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) estableció su Reglamento para la clasificación de empresas y determinación del grado de riesgo del Seguro de Riesgos de Trabajo (SRT).

En el Artículo 2, el Reglamento especifica que las cuotas que por el SRT deban pagar los patrones, se determinarán conforme a la clase y grado de riesgo, expresándolas en por ciento de la cuota legal obrero-patronal, que la propia empresa deba enterar por el mismo periodo en el Seguro de Invalidez, Vejez, Cesantía en Edad Avanzada y Muerte, de acuerdo con los términos de la Ley del Seguro Social.

Las cuotas que por concepto del SRT deben pagar los patrones y demás sujetos obligados, de acuerdo con el Artículo 3 del citado Reglamento, deberán ser suficientes para cubrir íntegramente las erogaciones derivadas de las prestaciones en dinero y en especie, inclusive los capitales constitutivos de las rentas líquidas al fin del año y los gastos administrativos, en los términos de la Ley del Seguro Social.

Para efectos de la clasificación de las empresas, el Artículo 9 establece cinco clases de riesgo en las que se agrupan los diversos tipos de actividades y ramas industriales, en razón de la mayor o menor peligrosidad a que están expuestos los trabajadores.

De acuerdo con la clasificación a que se hace referencia, las clases de riesgo se presentan de la menor (I) a la mayor (V), con tres clases intermedias a saber: II, III, y IV. Las actividades industriales asociadas con la producción, extracción y manejo de las diversas sustancias químicas tienen, entre otras, las siguientes clases de riesgo (cuadro 46).

 

Cuadro 46

Actividades industriales y las clases

de riesgo que involucran

Actividades industriales Clase de riesgo

Fabricación de: III

resinas sintéticas y plastificantes;

pinturas, barnices, lacas, tintas, pegamentos

e impermeabilizantes; aguarrás, brea y colofonia;

cerillos y fósforos;

Otros productos de las industrias químicas conexas:

no tóxicas ni cáusticas; tóxicas o cáusticas.

 

Extracción de petróleo crudo y gas natural; refinación IV

del petróleo crudo y petroquímica básica;

Fabrica de:

sustancias químicas industriales básicas; fertilizantes

y plaguicidas; explosivos y fuegos artificiales;

Fuente; Jefatura de Servicio de Salud en el Trabajo, Instituto Mexicano del Seguro Social.

Visitas a empresas

 

La Subdirección General Jurídica del IMSS, a través de la Jefatura de Servicios de Seguridad en el Trabajo y Clasificación de Empresas y de sus Brigadas de Salud y Seguridad en las Empresas, realiza visitas a las empresas en todo el país que permiten obtener una visión panorámica de las condiciones de higiene y seguridad en las mismas.

De enero a junio de 1993, se visitaron 2 950 empresas en la República, las cuales se calificaron de acuerdo con el cumplimiento de las recomendaciones derivadas de los instructivos (ahora Normas Oficiales Mexicanas) de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social en: muy aceptable, aceptable medianamente aceptable y no aceptable. La gráfica 18 muestra que 40.47% de las empresas visitadas se encuentran en condiciones de seguridad e higiene, no aceptable.

Según rubros estudiados, en 83.80%, se identificaron condiciones de inseguridad en el manejo, transporte y almacenamiento de materiales, aunque no se especifica el giro industrial (gráfica 19). La estiba de materiales presentó fallas en 74.26% de las empresas, con respecto a la seguridad. Con relación a las sustancias corrosivas, irritantes y tóxicas, 13.49 % presentaron omisiones de seguridad que pueden poner en riesgo la salud. Finalmente, llama la atención el manejo de explosivos en las empresas visitadas, por la existencia de irregularidades en 5.78 por ciento (gráfica 20).

 

 

 

En 44.68% de las empresas visitadas, se reconocieron omisiones en la organización para la prevención de accidentes en 42.17 %, en lo que se refiere a capacitación, y en 41.42% en omisiones de seguridad en instalaciones eléctricas (gráfica 19).

En lo relativo a los aspectos relacionados con la prevención y control de incendios, medidas fundamentales con las que debe contar toda empresa sobre todo si maneja sustancias químicas, se encontró que 69.32% presentaban fallas en su cumplimiento y, por lo tanto, mayor vulnerabilidad a eventos imprevistos (gráfica 19).

En lo relativo a la prevención y control de incendios se observó que 34.24%, presentó deficiencias en las cuadrillas contra incendios y fallas en la ejecución de simulacros de emergencia. Olvidaron dar mantenimiento adecuado al equipo de extinción de incendios 24.08% de las empresas y carecieron de suficientes señalamientos, avisos de seguridad y procedimientos para su prevención, en 22.32 y 14.45 %, respectivamente (gráfica 21).

En la organización para la prevención de riesgos de trabajo, se encontraron fallas en la constitución o funcionamiento de las comisiones mixtas de higiene y seguridad, en 26.96% de las empresas. El incumplimiento de políticas de seguridad en las empresas visitadas, se presenta en 21.30% y el registro de los accidentes y enfermedades de trabajo se omitieron en 20.89%. La deficiencia de los servicios de seguridad e higiene y en los de medicina preventiva se hizo aparente en 15.94 y 14.91%, respectivamente (gráfica 22).

En el aspecto de capacitación y por tanto en la comunicación de riesgos a los trabajadores, hubo fallas en 55.67% de las empresas, lo cual puede dar una idea de porqué son tan frecuentes los accidentes. También a nivel de los directivos se percibieron fallas en su capacitación en 20.30% de pláticas informativas en 13.56% y en la falta de actualización en 10.47 por ciento (gráfica 23).

 

Uno de los factores de inseguridad asociados con grandes conflagraciones, son las instalaciones eléctricas que presentaron fallas en 41.51% de las empresas, así como defectos en los tableros de control en 21.00% (gráfica 24).

 

 

 

 

El ruido rebasó los límites permisibles en 28.47% de las empresas y se encontraron condiciones térmicas extremas (calor o frío) 12.47%, así como vibraciones mecánicas en 7.36 % e iluminación inadecuada (deficiente o en exceso) en 3.90% (gráfica 25).

Una elevada concentración de polvos, vapores y humos se detectó en 20.31, 13.08 y 5.69% de las empresas, respectivamente (gráfica 26).

 

Agentes químicos y salud en el trabajo

 

Introducción

El desarrollo industrial de México, se ha caracterizado por un gran dinamismo con respecto a la incorporación de tecnología avanzada y, en forma preponderante por la expansión de la industria química, elementos que sin duda han sido factores determinantes para el desarrollo económico de la sociedad.

Las múltiples y complejas repercusiones que este proceso ha tenido en las condiciones económicas, políticas y sociales de México, directamente han modificado el perfil epidemiológico de la salud de los trabajadores, constituyendo un imperativo, el establecimiento de estrategias que acentúen el control de la exposición de los trabajadores en el ambiente de trabajo, con la participación de los sectores público, social y privado con un enfoque globalizador dentro del contexto de las políticas de carácter ecológico.

Entre algunas de las empresas clasificadas como fuentes de exposición están las fábricas de acumuladores, pilas, productos químicos, refinerías de petróleo, así como las que manejen metales pesados, disolventes orgánicos, plaguicidas y otras sustancias químicas (gráficas 27 y 28).

 

 

 

 

 

Efectos a la salud

Las repercusiones a la salud de los trabajadores, como resultado de la exposición a sustancias químicas, son locales y sistémicas, de naturaleza reversible o irreversible y con presentación inmediata o tardía.

Los efectos locales, en orden de importancia se generan en el aparato respiratorio, piel, tejidos oculares y aparato digestivo. A nivel del aparato respiratorio los polvos, humos, vapores o neblinas producen cambios inflamatorios. Dependiendo de las características fisicoquímicas de las partículas inhaladas se pueden desencadenar fibrosis pulmonar; constricción de las vías respiratorias aéreas por respuesta alérgica; carcinogénesis primaria del pulmón o pleura.

El contacto de las substancias químicas industriales con la piel, da lugar a: dermatitis de contacto por irritantes primarios (ácidos, álcalis, disolventes orgánicos), dermatitis de contacto por agentes sensibilizantes (resinas epoxy, níquel, cromo); foliculitis (aceite de corte); lesiones acneiformes (naftalenos, bifenilos y fenoles clorados); alteraciones de la pigmentación (paraterbutilfenol y derivados de quinonas). Las lesiones oculares (irritación palpebral, queratoconjuntivitis y quemaduras) suelen ocurrir por ácidos y álcalis. Aparte en el caso del tracto gastrointestinal, este se ve lesionado cuando se ingiere accidentalmente alguna sustancia química corrosiva, afortunadamente son accidentes poco frecuentes.

Los efectos sistémicos son alteraciones que producen los agentes químicos, en sitios distantes a la vía de ingreso al organismo. Estos efectos los desencadena una gran variedad de agentes químicos.

Actividades

La Jefatura de Servicios de Salud en el Trabajo, desarrolla actividades de carácter preventivo, inmerso en el Modelo de Atención a la Salud, con acciones tendentes a incrementar el nivel de salud, disminuir los riesgos y prevenir los daños.

Se realizan estudios del ambiente de trabajo, identificándose factores de riesgo personal en la población trabajadora de las empresas afiliadas a la Institución. Se desarrollan programas de vigilancia epidemiológica en el trabajo, los que se orientan a la solución de problemas de salud más frecuente y que tienen repercusión en poblaciones específicas que desempeñen sus labores en diversas ramas, destacándose la industria química. Se practican encuestas sobre expectativas a los usuarios de los Laboratorios de Salud en el Trabajo a efecto de identificar elementos que fundamenten estrategias para el mejoramiento de los servicios que proporcionen en el Distrito Federal, Guadalajara, Jal., Monterrey, NL, y Orizaba, Ver., para la práctica de determinaciones biológicas y ambientales, con especial atención a lo correspondiente a agentes químicos.

Se desarrolla el curso de Especialidades en Medicina del Trabajo, en México D. F. Guadalajara, Jal., y Monterrey, NL con actividades académicas que incluyen temática en aspectos de agentes químicos, su estudio, evaluación y control. Asimismo, se imparten cursos de actualización, capacitación y adiestramiento. En educación para la salud de los trabajadores, se realizan cursos-talleres, se imparte sobre temas alusivos a factores de riesgo en el trabajo.

En materia de investigación se coordina el desarrollo de estudios en los cuales se destaca lo correspondiente a problemas de agentes químicos, se desarrolla la Maestría en Ciencias Sociomédicas, Área

Salud en el Trabajo, en la que se forman profesionales con elevada capacidad crítica y metodológica para el desarrollo de investigaciones en la multidisciplina.

En divulgación, se elaboran y difunden fascículos, entre ellos: La atención de los riesgos de trabajo como parte de la calidad total, Intoxicaciones laborales. Vigilancia de la salud de los trabajadores, Vigilancia del medio ambiente, Estudio del medio ambiente de trabajo, Vigilancia de la intoxicación plúmbica, Exposición a sustancias químicas en el trabajo. Guía para la vigilancia epidemiológica de las enfermedades de trabajo. Carteles sobre Alcoholismo, Ejercicio físico y nutrición. Folletos sobre: Mejore su lugar de trabajo, Estudio médico del trabajador, Nutrición, Disolventes orgánicos, Hojas factores de riesgo, en todas las publicaciones anteriores se presentan aspectos relativos a medidas preventivas para el control de los agentes químicos presentes en el trabajo.

El mejorar las condiciones de las empresas y modos y estilos de vida, demanda la participación empleadores, trabajadores e instituciones con un enfoque global, que perciba las implicaciones de carácter económico, social y político para el desarrollo armónico del país.

 

 

 

§ Subdirección General Médica, Instituto Mexicano del Seguro Social.

 

 

 

Periférico 5000, Col. Insurgentes Cuicuilco, C.P. 04530, Delegación Coyoacán, México D.F.
Última Actualización: 15/11/2007