Inicio
English
Noticias
Reglamento
Directorio
Mapa del Sitio
Organigrama    

Título

Autor
Palabra Clave

Búsqueda avanzada

Puntos de Venta y Formas de Pago
FAQ
Sistema de Calidad y estadísticas
Instrucciones para autores y revisores
Boletín de novedades editoriales

 

 

 

Inicio -> Publicaciones -> Consulta de publicación -> Contenido

 

18. Residuos

 

 

Toda estrategia para alcanzar un desarrollo sustentable debe incluir entre sus objetivos la reducción de los residuos que la sociedad produce y la mejor utilización posible de aquellos que se generen.

Contrariamente a lo que ocurre en la naturaleza, en la cual no se genera basura pues los desechos de un proceso biológico se aprovechan en otro, la especie humana ha desarrollado actividades y procesos productivos lineales que consumen grandes cantidades de energía y agua y producen volúmenes enormes de residuos.

Usualmente los residuos son considerados por el generador como aspectos negativos y periféricos de sus actividades y no como una posible fuente de ingresos, generalmente se deshace de ellos a través de su dilución, dispersión o vertimiento en tiraderos. Los impactos ambientales y en la salud humana ocasionados por la eliminación inadecuada de los residuos, han llevado a establecer regulaciones para su control y manejo ambientalmente idóneo, así como políticas para reducir su generación y estimular su reúso, reciclado y recuperación de materiales con valor económico.

Tales políticas están dirigidas a modificar los hábitos de consumo de la población para evitar el desperdicio y fomentar el reúso de productos y envases, y la elección de productos respetuosos del ambiente.

 

 

fotografia

 

 

En lo que se refiere a las actividades industriales, las políticas de minimización de residuos abarcan cambios en los insumos, en los procesos de producción y en los productos, como se describe en el cuadro 105. Ello implica que el personal involucrado en los programas al respecto, incorpore la dimensión ambiental en sus actividades, para lo cual se requiere de capacitación y estímulos al aporte de ideas sobre cómo reducir los residuos en su empresa.

Lo anterior también significa que las empresas puedan contar con el apoyo de:

•  investigadores y especialistas en desarrollo tecnológico;

•  diseñadores de productos;

•  administradores de la producción;

•  ejecutivos que desarrollen las estrategias de mercado;

•  especialistas ambientales;

•  personal de control de finanzas;

•  los consumidores, sobre todo para que existan mercados para los productos reciclados;

•  proveedores de materias primas y equipos;

•  organismos financieros y unidades de crédito;

•  autoridades gubernamentales.

 

18.A RESIDUOS SÓLIDOS MUNICIPALES

 

Los residuos provenientes de actividades que se desarrollan en casas-habitación, sitios de servicios privados y servicios públicos, demoliciones, construcciones, establecimientos comerciales y de servicios, así como residuos industriales que no se deriven de su proceso son considerados como Residuos Sólidos Municipales (RSM).

Los problemas que enfrenta el manejo de los RSM se han agudizado en México, dada la transformación de la sociedad de agraria o agraria - industrial a industrial - agraria, y el elevado índice de crecimiento urbano; siendo en este ámbito donde se presentan las condiciones más graves y el mayor riesgo de salud pública. Se estima que en 1994 la generación de basura per capita promedió 0.893 kg/día. Además en los últimos años, la basura pasó de ser densa y casi completamente orgánica a ser voluminosa y parcialmente no biodegradable (51% sigue siendo materia orgánica).

 

Cuadro 105

Tipos de reducción de residuos en la fuente por las industrias

Modificado de: C. Coggins Institute of Wastes Management 1993.

 

La generación nacional de RSM, 80 746 ton/día, y su distribución, de acuerdo a la magnitud de las localidades, indica que aquellas con población menor a 100 mil habitantes, (53% de las localidades del país), generan 52% de los RSM a nivel nacional, mientras que las localidades con más de 500 mil habitantes generan 24% de ellos.

 

Cuadro 106

Evolución de la generación y composición de los RSM en México*

* Valores estimados,

** Valores a julio de 1994.

Fuente: Dirección General de Infraestructura y Equipamiento. Subsecretaría de Desarrollo Urbano. Sedesol, 1994.

 

 

18.A.1 GENERACIÓN Y COMPOSICIÓN

 

La generación de RSM, a nivel nacional, ha tenido cambios tanto en composición como en cantidad (cuadro 106), aparentemente el cambio en la composición y el volumen no es importante, sobre todo si se le compara con los valores registrados en otros países, sin embargo, en México, el problema de manejo y disposición ambientalmente adecuada de los RSM se acentúa por dos factores: el volumen y la composición de los RSM no es homogénea en todo el territorio nacional (cuadro 107), 'sino que responde a la distribución, hábitos y costumbres alimenticias, al nivel de consumo y al poder adquisitivo de la población distribuida en las diferentes regiones (cuadros 108 y 109); y a los sistemas responsables de recolección y disposición final de los RSM, los 'cuales no siempre son diseñados para responder a la necesidades específicas para una ciudad o zona, lo que ocasiona que éstos presenten grandes deficiencias.

 

 

18.A.2 MANEJO Y DISPOSICIÓN FINAL

 

El establecimiento de un sistema integral para la gestión ambientalmente adecuada de los RSM (entendida como la recolección, el procesamiento y la disposición final de los desechos) implica:

La generación. El conocimiento de la cantidad y la composición de basura generada en la fuente.

El almacenamiento temporal. El área y el tiempo en donde la fuente almacena sus residuos.

La recolección . Determina rutas y frecuencia de visita a las zonas generadoras.

 

 

Cuadro 107

Composición porcentual por zonas de los residuos sólidos municipales

ND: no disponible.

*: no totaliza el IOO% por incluir otros subproductos.

Fuente: Dirección General de Infraestructura y Equipamiento. Subsecretaria de Desarrollo Urbano. Sedesol, 1994.

 

 

Cuadro 108

Volumen estimado de generación de RSM por zona a nivel nacional 1993

Fuente: Dirección General de Infraestructura y Equipamiento. Subsecretaría de Desarrollo Urbano, Sedesol, 1994.

 

 

Cuadro 109

Volumen estimado de generación de RSM por zona a nivel nacional 1994

Fuente: Dirección General de Infraestructura y Equipamiento. Subsecretaria de Desarrollo Urbano, Sedesol, 1994.

 

 

El transporte . El equipo y materiales necesarios para recolectar y trasladar la basura.

El tratamiento y el reciclaje. Contar con tecnologías que permitan procesar la basura a fin de rescatar materiales que por su naturaleza sean aprovechables.

La transferencia. En caso de que el sitio de disposición final se encuentre tan alejado de los centros generadores, los gastos de transportación de los RSM alcanza niveles prohibitivos, es necesario establecer estaciones de transferencia.

La disposición final. Áreas adecuadas para el establecimiento de rellenos sanitarios en donde se confinen los residuos.

Cada aspecto presenta problemas muy específicos que pueden ser atendidos para orientar soluciones a nivel local, regional o nacional.

El sistema de recolección es la parte importante del manejo de los RSM y en algunas ocasiones llega a representar hasta 80% de los costos totales que el municipio destina para resolver el problema.

En las ciudades de la República Mexicana se recolecta alrededor de 70% de dichos residuos, mientras que los restantes se abandonan en calles y lotes baldíos o se tira en basureros clandestinos y cauces de ríos, arroyos u otros cuerpos de agua urbanos.

Una práctica común en nuestro país ha sido la de disponer los residuos sólidos en basureros a cielo abierto, lo que ha tenido repercusiones en la calidad del aire, agua y suelo, así como en la salud de los habitantes, por las emanaciones de gases que producen malos olores e incendios, la generación de lixiviados y la proliferación de fauna nociva (cuadro 110).

 

Cuadro 110

Situación del manejo y disposición final de los residuos sólidos municipales 1994

* Del total generado 70% se recolecta.

** Del total recolectado 75.5% más los no recolectados dan 82.84% que se disponen en:

rellenos no controlados, tiraderos a cielo abierto y clandestinos sin ningún control sanitario.

Fuente: Dirección de Proyectos de Residuos Sólidos para la Preservación del Medio Ambiente.

Subsecretaria de Desarrollo Urbano, Sedesol, 1994.

 

 

La mejor solución para la disposición final de los residuos sólidos municipales es el diseño y construcción de rellenos sanitarios, pero muy pocas ciudades cuentan con tales instalaciones o las que los poseen no necesariamente operan en condiciones sanitarias adecuadas (cuadro 111 ).

El relleno sanitario es vital para el ordenamiento de los sistemas de control de RSM, sus detractores, la población en general y grupos ecologistas, llegarán a aceptarlos si se demuestra que no generan problemas de contaminación ambiental. Para ello se requiere que sea una instalación controlada que confine tanto al biogás como a los lixiviados, evitando que puedan migrar más allá del sitio de confinamiento.

 

 

Cuadro 111

Relación de rellenos sanitarios existentes actualmente en el país

(habitantes con el servicio, según la etapa indicada)

* Población determinada con base en los resultados del Censo de 1990 y las tasas de crecimiento establecidas en el Programa Nacional de Desarrollo Urbano 1990.

Fuente: Dirección de Proyectos de Residuos Sólidos para la Preservación del Medio

Ambiente. Subsecretaría de Desarrollo Urbano, Sedesol, 1994.

 

 

El sido en el que se pretenda establecer un relleno sanitario, debe cumplir con determinadas características geológicas, edafológicas e hidrológicas, entre otras; éstas tendrán carácter obligatorio para la selección de zonas de disposición final de RSM, con la ratificación del Proyecto de Norma Oficial Mexicana NOM-083-ECOL-1994. Que establece las condiciones que deben reunir los sitios destinados a relleno sanitario para la disposición final de los residuos sólidos municipales; publicado en el DOF el 22 de junio de 1994.

El contar con un sitio que refina estas condiciones no asegura evitar la generación de contaminantes ambientales (biogás y lixiviados), en la disposición final de RSM; se requiere una visión que involucre desde aspectos eminentemente ecológicos, como el reciclaje y la recuperación de la zona, hasta de alta tecnificación como las obras de ingeniería requeridas para confinar de manera segura los residuos sólidos municipales.

 

Son las obras de ingeniería las que definen a un relleno sanitario como un elemento que además de cumplir como confinamiento final y seguro, puede coexistir con su entorno sin deteriorarlo.

La unidad de todo relleno sanitario es la celda diaria en donde se esparce y se compactan los RSM durante un día, al final del mismo son cubiertos con una capa de algún material, que en caso de ser suelo también se compacta. El funcionamiento de esta celda requiere de instalaciones complementarias para su operación ambientalmente segura, es cuando al sitio se le reconoce como relleno sanitario (recuadro).

 

 

Nuevamente, las características que deben cumplir tanto el diseño de los rellenos sanitarios, como de las obras complementarias tendrán carácter obligatorio al ser aprobado el Proyecto de Norma Oficial NOM-084-ECOL-1994. Que establece los requisitos para el diseño de un relleno sanitario y la construcción de sus obras complementarias, publicado en el DOF del 22 de junio de 1.994.

 

18.A.3 TRATAMIENTO Y RECICLAJE

 

El reciclaje de la basura representa una práctica que se ha venido realizando con el concurso de pepenadores, principalmente durante el proceso de recolección y en los sitios de disposición. Lo primero que se recupera son los materiales de alta calidad y valor, que se generan en cantidades apreciables como residuos, puesto que requieren un mínimo de procesamiento o cumplen adecuadamente con las especificaciones del comprador o son los que generan los precios más altos; el incremento en la demanda de este tipo de productos ha ocasionado un incremento en su recuperación (cuadro 112).

 

Cuadro 112

Principales tipos de RSM recolectados, 1991-1994

(volumen generado y reciclado)

Fuente: Dirección de Proyectos de Residuos Sólidos para la Preservación del Medio Ambiente. Subsecretaria de Desarrollo Urbano, Sedesol, 1994.

 

La eficiencia de la separación de la basura que llevan a cabo los pepenadores se estima en 6% y puede incrementarse hasta 12% con la instalación de bandas transportadoras en los sitios de tratamiento y confinamiento de los RSM en el país (gráfica 82); aplicando tecnologías más avanzadas la recuperación de materiales podría ser significativa. Cabe señalar que los municipios no se benefician de los ingresos resultantes de la pepena y el reciclaje de los materiales recuperados a través de ese proceso.

 

Gráfica 82.- Capacidad Instalada para el tratamiento y la disposición final de residuos sólidos municipales1991-1994

Fuente: Dirección de Proyectos de Residuos Sólido, Subsecretaría de Equipamiento Urbano, Sedesol, 1994.

 

 

En septiembre de 1992, se puso en marcha en Morelos el Proyecto de Reciclaje de Tlayacapan, el cual consistió en impulsar una empresa de carácter social que obtuvo la concesión del municipio para el manejo y aprovechamiento de los desperdicios orgánicos e inorgánicos. Su estrategia de funcionamiento se basa en la clasificación y separación de la basura en la fuente y apoya, con los recursos que se obtienen, tareas de beneficio comunitario.

Diversas iniciativas de este tipo se están desarrollando en otros lugares del país como Españita, Tlaxcala, y Juchitán, Oaxaca. En Ciudad Juárez, Chihuahua, fue concesionado el manejo y venta de residuos a una organización de pepenadores y en Tecate, Baja California, mediante el Programa Escuela Digna, los niños concentran y venden botes de aluminio para su reciclamiento y los ingresos obtenidos se destinan al mejoramiento de sus escuelas.

En la mayoría de las ciudades no se tiene identificada la cantidad ni la composición de la basura que genera la población y la industria, lo cual es un elemento indispensable para la adecuada planeación del servicio. La contaminación de los materiales reciclables con materia orgánica dificulta su recuperación, de ahí que se requiera promover una separación de la basura desde la fuente generadora y durante la recolección.

La Secretaría de Comercio y Fomento Industrial, por conducto de la Dirección General de la Industria Mediana y Pequeña y de Desarrollo Regional, promueve el Programa "Bolsa de Residuos Industriales" que constituye un eficaz instrumento para alentar su aprovechamiento ya que se trata de un mecanismo de enlace entre oferentes y demandantes. Los objetivos de la Bolsa son contribuir al mejor aprovisionamiento de materias primas y a la disminución de la contaminación ambiental, a través de proporcionar información sobre la oferta y demanda de residuos, sin fines de lucro.

 

 

18.A.4 MANEJO INTEGRAL DE LOS RESIDUOS SÓLIDOS EN LA CIUDAD DE MÉXICO

 

Generación y composición

En la ciudad de México se producían en 1950, 370 g de basura per capita, y el tipo predominante era de la considerada biodegradable. De 1950 a la fecha se ha incrementado considerablemente el volumen, y también se ha modificado su composición (cuadros 113 y 114), pasando de 5% de desechos no biodegradables a cerca de 30% en nuestros días. El volumen de generación per capita aumentó de 1950 a 1990 en 20% y la proporción de residuos no biodegradables se incrementó en este mismo periodo en 600 por ciento.

 

Cuadro 113

Evaluación de la generación y proporción no biodegradable de los residuos sólidos municipales en el Distrito Federal

Fuente: Dirección General de Servicios Urbanos, Departamento del Distrito Federal, 1994.

 

 

Cuadro 114

Composición porcentual de residuos

Fuente: Dirección General de Servicios Urbanos, Departamento del Distrito Federal, 1994.

 

Asimismo se ha incrementado la generación de residuos sólidos peligrosos municipales en los últimos tiempos, en el cuadro 115 se puede apreciar la composición física de este tipo de residuos y las principales fuentes que lo generan. Actualmente se generan en el Distrito Federal (DF) cerca de 11 mil toneladas de residuos sólidos al día, destacando los de composición orgánica con 41.23%. Los domiciliarios representan la principal fuente de generación ya que contribuyen con 48.13% del volumen total, en tanto que los comercios, servicios, especiales y áreas públicas participan con 51.87% restante. Si se considera el total de la ZMCM, el volumen asciende a cerca de 20 mil toneladas al día y para el año 2000 se calcula se producirán 25 mil toneladas al día, de las cuales 54% corresponderán al DF y 46% a los municipios conurbados.

En el DF las delegaciones que presentan la generación más alta de RSM son Iztapalapa, Cuauhtémoc y Gustave A. Madero, por lo que requieren una mayor atención en el servicio para cubrir la demanda de dichas zonas (cuadro 116).

 

Cuadro 115

Clasificación de los residuos sólidos municipales considerados como peligrosos

Fuente: Dirección General de Senticios Urbanos, Departamento del Distrito Federal, 1994·

 

Manejo y disposición final

El personal asignado al servicio de limpia en el DF, está integrado por cerca de 20 mil trabajadores entre barrenderos, choferes y ayudantes que llevan a cabo las tareas de recolección y barrido en una extensión aproximada de 17 mil kilómetros para lo cual cuenta con dos mil vehículos recolectores. Ante la necesidad de eficientiar sustancialmente la recolección, se puso en marcha, desde 1989, un programa de adquisiciones del parque vehicular en las 16 delegaciones.

En la actualidad existen 13 estaciones de transferencia ubicadas en las delegaciones Álvaro Obregón, Azcapotzalco, Benito Juárez, Iztapalapa (Central de Abastos I y II), Coyoacán, Cuauhtémoc, Gustavo A. Madero, Miguel Hidalgo, Milpa Alta, Tlalpan, Venus-tiano Carranza y Xochimilco.

Durante los últimos tres años el sistema de transferencia se ha fortalecido con la construcción de tres nuevas estaciones y el mejoramiento de las ya existentes, incorporando conceptos ambientalmente compatibles para el control de ruido, polvo, partículas y microorganismos al medio, así como para la prevención y control de fauna nociva. Por ello, las nuevas estaciones son cerradas con paredes acústicas y sistemas hidroneumáticos para lavado y riego, así como con equipos para control de la calidad ambiental interior.

 

Cuadro 116

Generación de RSM por tipo de fuente en el Distrito Federal

Fuente: Dirección General de Servicios Urbanos, Departamento del Distrito Federal, 1994.

 

De esta forma se introducen los avances tecnológicos que alcanzan estándares internacionales, dando respuesta a las demandas de servicio y requerimientos ambientales de la ciudad de México.

La disposición final se sustenta fundamentalmente en la técnica de relleno sanitario, para esto existen dos sitios ubicados en el poniente y oriente de la ciudad, donde se dispone cerca de 90% de los residuos sólidos del total generado.

El relleno sanitario Bordo Poniente ubicado en la zona federal del lago de Texcoco recibe 50% de los residuos que se generan en la zona metropolitana, en tanto el sitio Santa Catarina en el oriente de la delegación Iztapalapa recibe el restante (40%).

Sobre la clausura de tiraderos a cielo abierto, cabe señalar que en 1982 existían siete, de los cuales a la fecha queda solamente uno y en proceso de saneamiento. Destaca por su importancia y dimensión la calusura del tiraclero de Santa Cruz Meyehualco, que tenía una extensión de 150 ha y estuvo en operación a lo largo de 50 años, actualmente se ubican en esa zona dos parques recreativos.

En 1985 se clausuró el tiradero de San Lorenzo Tezonco, que ocupaba el tercer lugar en importancia en el Distrito Federal ya que recibía cerca de dos mil toneladas diarias de basura. En mayo de 1987 se cerró el tiradero de Santa Fe, con una extensión de 60 ha que por 35 años constituyó un sitio tradicional de disposición final en el poniente de la ciudad de México.

En junio de 1994 se clausuró el sitio de disposición final Prados de la Montaña, ubicado al poniente de la ciudad de México, el cual contaba con una extensión de 24.6 ha de las cuales 20 fueron aprovechadas para el depósito de los residuos y las cuatro restantes se dejaron como área de conservación. Dio servicio por siete años aproximadamente. El sitio cuenta con cerca de 50 pozos de monitoreo de biogás. Asimismo se clausuraron los tiraderos de Tlalpan, Milpa Alta y Vaso de Texcoco.

Posteriormente al proceso de clausura se ha llevado a cabo el saneamiento y regeneración del sitio, convirtiendo los antiguos tiraderos a cielo abierto en áreas verdes y parques recreativos. Actualmente se cuenta con 300 ha en donde los procesos de rehabilitación han sido concluidos conformando las Alamedas del Oriente, del Poniente y del Parque Cuitláhuac.

Estos sitios de esparcimiento y recreación tienen una amplia infraestructura deportiva, extensas áreas reforestadas, zonas de convivencia y han adquirido relevancia en el contexto urbano tanto por su impacto en el mejoramiento del ambiente como en el paisaje del entorno.

 

Tratamiento y reciclaje

La clasificación de las fuentes generadores de residuos que integran las diversas actividades de la vida urbana, en cualquier localidad, está en función de la cantidad y del tipo de residuos que generan. Esta forma de agruparlos da pauta para determinar sus características intrínsecas, obteniendo parámetros cualitativos y cuantitativos, lo cual permite contar con indicadores que orienten a las diversas alternativas de tratamiento por tipo de residuos, amén de establecer un manejo más adecuado (cuadro 117).

En el cuadro 1 l 8, se presenta la composición física promedio en el DF, a nivel domiciliario, en la que se indican aquellos subproductos que son factibles de ser reciclados, así como la composición física promedio de los RSM generados también a nivel municipal.

Considerando que uno de los parámetros más importantes de conocer es el peso volumétrico de los residuos, para el diseño de contenedores y áreas de almacenamiento, en la gráfica 83 se presenta el peso volumétrico por fuente considerada en la ciudad de México.

 

Cuadro 117

Generación unitaria de residuos sólidos municipales

Fuente: Dirección General de Servicios Urbanos, Departamento del Distrito Federal, 1994.

 

 

Cuadro 118

Composición física promedio de los residuos sólidos municipales

* Residuos reciclables.

Fuente: Díeccí6n General de Servicios Urbanos, Departamento del Distrito Federal 1994.

 

Otro aspecto importante, principalmente para definir la vocación de los residuos para su aprovechamiento, es la caracterización físico-química de los residuos, por lo que a partir de 1984 se ha iniciado una serie de estudios para definir los parámetros físico-químicos de los subproductos contenidos en los residuos sólidos, los resultados de esto se muestran en el cuadro 119, lo que nos lleva a la definición de la clasificación que se muestra en el cuadro 120, para el aprovechamiento integral de los residuos.

 

 

Gráfica 83.- Volumen de Residuos Sólidos municipales por fuente 1993-1994

Fuente: Dirección de Proyectos de Residuos Sólidos, Subsecretaría de Equipamiento Urbano, Sedesol, 1994.

 

 

18.A.5 LEGISLACIÓN PARA EL MANEJO DE LOS RESIDUOS SÓLIDOS MUNICIPALES

 

Como lo precisa la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (LGEEPA), en su Artículo 5, fracción XII, "la regulación del manejo y disposición final de los residuos sólidos que no sean peligrosos, conforme a esta ley y sus disposiciones reglamentarlas" son materia de competencia de las entidades federativas y municipios. No obstante esto la Federación a través, de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), puede promover acuerdos de coordinación y asesoría con los gobiernos estatales y municipales, para instrumentar y mejorar los sistemas de recolección, tratamiento y disposición final de RSM y la identificación de alternativas de reutilización y disposición final de éstos, incluyendo la elaboración de inventarios de los mismos y sus fuentes generadoras (Art. 138, de la LGEEPA).

Asimismo esta ley faculta a la Sedesol, a través del INE, a emitir las Normas Oficiales Mexicanas (Non) que regulan el funcionamiento de los sistemas de recolección, almacenamiento, transporte, alojamiento, reúso, y disposición final de los RSM que operen los gobiernos estatales o municipales. A la fecha se tienen publicadas seis NOM para lograr el manejo adecuado de los RSM (cuadro 121).

La Ley Federal de Metrología y Normalización, del 16 de julio de 1992, replantea toda la normatividad vigente, al hacer necesario aplicar un análisis costo - beneficio que sustente a las NOM vigentes. Ante esto las anteriores NOM que existían para el manejo de los RSM se convierten a Normas Mexicanas (NMX), las cuales son normas de referencia optativas.

El Comité Consultivo Nacional de Normalización para la Protección Ambiental publicó el seis de mayo .de 1994, en el DOF, su Programa Nacional de Normalización en el cual están planeadas para su elaboración, revisión y posterior publicación cinco NOM relacionadas con la gestión de los residuos sólidos municipales.

 

Cuadro 119

Características físico-químicas de los RSM generados en diversas fuentes

Nota: Valores en base seca.

Fuente: Dirección General de Servicios Urbanos, Departamento del Distrito Federal, 1994.

 

 

Cuadro 120

Clasificación de los residuos sólidos con base en su vocación

Fuente Dirección General de Servicios Urbanos, Departamento del Distrito Federal 1994.

 

Cuadro 121

Normas Oficiales Mexicanas para el manejo de los residuos sólidos municipales

Fuente: Dirección General de Servicios Urbanos, Departamento del Distrito Federal 1994.

 

 

 

La mayoría de las localidades en México no cuentan con reglamentos sobre el manejo de los residuos sólidos; no tiene definida una estructura orgánica propia que efectúe el control de servicio, y se carece de personal capacitado. Se estudia la posibilidad de establecer organismos operadores independientes, con personalidad jurídica y patrimonios propios o bien fortalecer a las municipalidades para que cuenten con el personal capacitado y el equipamiento con sistemas contables, así como para que implanten tarifas diferenciadas para los residuos domésticos y los que generen los comercios e industrias. Ya que de echo en nuestro país no se cobra de manera directa por el servicio, lo que dificulta la adopción de tecnologías más modernas.

 

18.A.6 AVANCES SECTORIALES EN 1993-1994

 

El Gobierno Federal promovió la realización de diversos estudios a nivel nacional a fin de conocer con certeza la situación en la materia, destacan los siguientes:

•  Diagnóstico y evaluación de la situación, recolección y disposición de residuos sólidos en ciudades medias,

•  Determinación de los procedimientos de optimización del servicio de limpia en ciudades medias

•  Estudios del potencial de recuperación, industrialización de los subproductos de la basura de acuerdo a tipología de ciudades medias.

•  Establecimiento de la metodología para la rehabilitación de tiraderos a cielo abierto.

•  Estudio de las opciones para la participación de la pepena en el manejo de residuos sólidos.

•  Estudios de finanzas y aspectos contables en los sistemas de limpia del país.

•  Estudios de costos de los sistemas de limpia del país.

•  Estudios del plan maestro de residuos sólidos: Primera parte, incluye prediagnóstico en 50 ciudades y anteproyecto de 20 a 25 de las mismas ciudades.

Estos estudios (cuadro 122), además de detallar mejor la situación nacional, están enfocados a dar soluciones: de carácter social, en el caso de los pepenadores cuyos ingresos están en función de lo que recolectan de los subproductos de la basura; de carácter ambiental, por las medidas resultantes para rehabilitar los tiraderos a cielo abierto; de carácter administrativo, con los estudios de costos para comparar eficiencias y con los de finanzas y aspectos contables para fortalecer a los organismos operadores, y financieros, ya que los resultados del plan maestro sustentarán la adquisición de créditos para crear la infraestructura para el manejo y disposición final de los residuos sólidos municipales. A nivel estatal y municipal, se han realizado una sede de estudios tendentes a particularizar la situación de ciudades específicas.

 

Cuadro 122

Acciones en materia de gestión de los residuos sólidos urbanos municipales 1989-1994

nd = No disponible.

1 Población determinada con base en los resultados del Censo de 1990 y las tasas de crecimiento establecidas en el Programa Nacional de Desarrollo Urbano 1990. * Los beneficios se expresan en número de habitantes.

** El financiamiento se obtuvo del Banco Mundial.

Fuente: Dirección de Proyectos de Residuos Sólidos para la Preservación del Medio Ambiente. Subsecretaria de Equipamiento Urbano, Sedesol, 1994.

 

 

En el Programa 100 Ciudades, también se llevan a cabo acciones para mejorar e incrementar los niveles de atención en la recolección, almacenamiento, transporte, tratamiento y disposición de residuos sólidos en las ciudades medias, y para promover el autofinanciamiento del servicio mediante la aplicación de tarifas racionales y el reciclaje de los productos aprovechables y fomento a la participación de la iniciativa privada vía concesión de los servicios.

En los cuadros 123 y 124 se presentan las acciones realizadas en 1993-1994.

 

Cuadro 123

Inventario de proyectos y obras en materia de disposición final de residuos sólidos municipales en proceso

* Los beneficios se expresan en número de habitantes

1Población determinada con base en los resultados del Censo de 1990 y las tasas de crecimiento establecidas en el Programa Nacional de Desarrollo Urbano 1990.

Fuente: Dirección de Proyectos de Residuos Sólidos para la Preservación del Medio Ambiente. Subsecretaría de Equipamiento Urbano. Sedesol, 1994.

 

 

Cuadro 124

Proyectos ejecutivos para rellenos sanitarios en proceso de licitación (por invitación)

* Los beneficios se expresan en número de habitantes.

1 Población determinada con base en los resultados del Censo de 1990 y las tasas de crecimiento establecidas en el Programa Nacional de Desarrollo Urbano 1990.

Fuente: Dirección de Proyectos de Residuos Sólidos para la Preservación del Medio Ambiente. Subsecretaria de Equipamiento Urbano, Sedesol, 1994.

 

 

18.B RESIDUOS INDUSTRIALES PELIGROSOS

18.B.1 BASES PARA UNA ADMINISTRACIÓN AMBIENTALMENTE IDÓNEA

 

Las experiencias resultantes del mal manejo de los Residuos Peligrosos (Re) han mostrado que es más costoso remediar que prevenir y que, mientras la administración de los residuos y contaminantes crea costos a las empresas que los generan, su difusión en el ambiente constituye una carga para la sociedad entera. Al mismo tiempo, se ha aprendido que la prevención de la generación de residuos y contaminantes, así como su control adecuado, pueden significar un ahorro para las empresas y una contribución importante para proteger el ambiente. En el recuadro se resumen algunos de los elementos que conviene tener presentes al planear la administración de los residuos peligrosos.

Debe hacerse notar que la administración de los RP, requiere ser parte de una estrategia integral de administración ambiental multimedios, para no repetir los errores pasados derivados de transferir de un medio a otro los problemas derivados de la generación de residuos. No hay que olvidar que el control de las emisiones contaminantes al aire llevó a descargar los contaminantes al agua y, al controlarse las descargas de aguas residuales, se incrementó considerablemente la generación de residuos sólidos.

 

 

En todos los foros y convenios internacionales en la materia, como la Cumbre de la Tierra y el Convenio de Basilea en los que México ha tomado parte, se hace hincapié en recomendar el tratamiento in situ de los RP o tan cercano a las fuentes generadoras como sea posible, no tan sólo por razones de economía, sino para minimizar riesgos en el transporte. Con ello se reduce la movilización de RP, únicamente a aquellos que no puedan ser manejados de manera ambientalmente idónea en el lugar en el que se originan. Cabe resaltar que más de 90% de los RP pueden ser tratados mediante tecnologías simples, poco costosas y de fácil aplicación.

Al igual que en la administración de los residuos sólidos municipales, con los RP se tiende a establecer una jerarquía entre las distintas opciones que se tienen para su manejo ambientalmente adecuado. Entre éstas ocupa un lugar preponderante la reducción de los residuos en la fuente misma que los origina, en segundo término se ubica a los procesos de reciclado y recuperación, así como a su tratamiento mediante tecnologías adecuadas, y en último lugar se coloca al confinamiento.

 

18.B.2 ELEMENTOS PARA UNA POLITICA DE RESIDUOS PELIGROSOS

 

Las autoridades ambientales reconocen que una política en materia de residuos peligrosos debe integrarse a partir de elementos de diagnóstico razonablemente precisos, y enlazar criterios de orden económico con sólida información técnica, principios organizacionales y de diseño institucional y consideración de factores políticos, bajo una estructura jurídico - normativa eficiente. Para sustentar dicha política y establecerla con base en una amplia consulta pública, se han propuesto los elementos que se enlistan en el cuadro 125, los cuales fueron sometidos a la consideración de representantes de los diversos sectores durante un seminario realizado en julio y septiembre de 1994, así como de un grupo de trabajo que sintetizó las propuestas una vez que se incorporaron en ellas las observaciones hechas durante el seminario. El documento completo que refiere a mayor detalle estos elementos será publicado por el Instituto Nacional de Ecología (INE) en forma de una · monografía en el mes de diciembre de 1994.

 

18.B.3 SITUACIÓN ACTUAL

 

Marco jurídico

La Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (LGEEPA), promulgada el 28 de enero de 1988, en su Título Cuarto, Capítulo v, establece principios para la instalación y operación de sistemas de manejo de residuos peligrosos, incluyendo su importación y exportación. De este marco general, se desprende el reglamento respectivo en la materia que fue expedido el 25 de noviembre del mismo año, y que plantea procedimientos de registro e información obligatorios para todo sujeto responsable de la generación, así como lineamientos de manejo y disposición final, Importación y exportación de los mismos. En el mismo año, y para complementar dicho reglamento se publicaron Normas Técnicas Ecológicas para la clasificación y listado de los residuos peligrosos; prueba de extracción para la determinación de su toxicidad; compatibilidad de residuos peligrosos; requisitos de los sitios destinados a su confinamiento controlado; especificaciones para instalaciones complementarias a los confinamientos; requisitos para el diseño, construcción y operación de las celdas de los confinamientos, así como para la operación de los mismos. Estas normas fueron actualizadas y publicadas en forma de Normas Oficiales Mexicanas (NOM) en el curso de 1993.

 

Cuadro 125

Factores a considerar en la formulación de la política de residuos peligrosos

Factores
Actividad
Elementos de diagnóstico: o          Elaboración de un inventario de generación de residuos peligrosos, referido tanto a ramas industriales como a regiones del territorio nacional.
  o          Realización de un censo de las capacidades existentes de almacenamiento in situ, recolección, transporte, estaciones de transferencia, confinamientos, sistemas de reciclaje y recuperación de materiales secundarlos, plantas de tratamiento, y, en general, de todas las empresas dedicadas a prestar servicios de manejo de residuos peligrosos
  o          Investigación del impacto ambiental de las condiciones existentes de disposición y manejo de RP, en términos de contaminación de suelos y cuerpos de agua superficial y subterránea, daños a los ecosistemas, peligros a la salud, y riesgos resultantes, de ser posible, en el contexto de sistemas de información geográfica
  o          Balance de todos los movimientos transfronterizos de residuos, referidos tanto a ramas industriales específicas, regiones y destinos, así como de los movimientos ilícitos, de sus condicionantes institucionales y técnicas y de sus consecuencias ambientales y económicas
  o          Identificación de todos los actores hacia quienes van dirigidos los esfuerzos de política, su número, heterogeneidad, intereses, espacios de oportunidades y capacidades tecnológicas.
Criterios económicos o          Caracterización de los mercados potenciales para cada una de las fases del ciclo de vida de los RP e identificación del sistema de normas necesario para inducir y regular dichos mercados bajo el principio de internalización plena de costos ambientales
  o          Elaboración de propuestas de diseño y de financiamiento de organismos públicos y privados involucrados en el manejo de residuos, así como de procedimientos operativos, que reduzcan los costos de transacción.
  o          Evaluación de escenarios de oportunidades y de incentivos para actores participantes (industriales), para prever las posibilidades reales de reducción de residuos a través de reconversión tecnológica que conduzca a procesos productivos más limpios.
  o          Análisis de mercados de materiales secundarlos obtenidos mediante reciclaje y recuperación de residuos peligrosos, en relación con su competitividad económica y adecuación tecnológica con respecto a materias primas
  o          Ponderación de las posibilidades reales, diferenciadas regionalmente, para las actividades de reciclaje y recuperación, tomando en cuenta costos, fletes, precios relativos con referencia a materias primas, economías de escala y opciones o necesidades de exportación de residuos e integración de mercados por razones de eficiencia (en particular en el caso de la zona fronteriza norte).
  o          Consideración de escenarios alternativos para la prohibición al movimiento transfronterizo de RP, SUS repercusiones económicas y viabilidad de los sistemas de manejar
Factores técnicos: o          Caracterización jerárquica de los factores técnicos y tecnologías disponibles. para el tratamiento y disposición final de los residuos peligrosos
  o          Desarrollo de procedimientos para definir con mayor precisión y grado de riesgo, los residuos que por considerarse peligrosos son objeto de regulación, así como criterios y procedimientos de actualización de su clasificación.
Elementos institucionales y organizaciones o          Identificación de diseños institucionales y organizacionales que mejor se adaptan a los objetivos de política y a las condiciones sociales, y organizacionales: económicas, políticas, constitucionales y ambientales del país, tomando en cuenta criterios relativos a subsidios, prevención e internalización plena de costos ambientales, así como diferentes escenarios de vigilancia, control y sanción que reduzcan los costos administrativos y los espacios para actividades ilegales.
  o          Análisis de la mejor forma posible de distribución de competencias entre diferentes niveles de gobierno (federal, estatal y municipal), así como sobre diferentes sistemas centralizados y descentralizados de regulación, documentación, información y autorización. Deberán esclarecerse las esferas de responsabilidad de .la gestión gubernamental y del mercado, al igual que de diferentes organizaciones empresariales
  o          Consideración prioritaria a la atención de emergencias derivadas del manejo de RP, en el diseño institucional y organizacional, con énfasis en los sistemas de prevención y respuesta a contingencias identificadas como más probables; y análisis de los posibles mecanismos de fianzas y seguros aplicables, que ofrezcan certidumbre a los actores involucrados.
  o          Establecimiento de arreglos institucionales abiertos de comunicación social y participación de las comunidades en la planeación de la construcción de la infraestructura para el tratamiento y disposición final de los residuos peligrosos, así como identificación de mecanismos de compensación (adicionales a los seguros y fianzas) que ofrezcan un resarcimiento a las comunidades vecinas a dichas instalaciones.
Consideraciones políticas: o          Movilización de opiniones y construcción de consensos sociales para sustentar la política de manejo de RP, a través de procesos de consulta y participación social
  o          Diseminación de información oportuna y confiable que permita documentar y sustentar el análisis y discusión colectivos y fundamental los procesos de evaluación de la política,
Aspectos jurídico o          Análisis y construcción de un sistema normativo, eficiente y comprensivo, que evolucione conforme el desarrollo tecnológico y las cambiantes condiciones de la economía nacional
  o          Determinación y sustentación legal de las responsabilidades civiles y penales de personas físicas o morales que incumplan con las disposiciones jurídicas relativas al manejo de los residuos peligrosos, y de los costos que éstas impliquen y deban de cubrirse
Marco internacional: o          Evaluación de las restricciones y oportunidades derivadas de los acuerdos y convenios bilaterales o multilaterales suscritos por México, tales como el Convenio de La Paz, el Convenio de Basilea y el ingreso de México a la OCDE.

Fuente: Dirección General de Normatividad Ambiental, Instituto Nacional de Ecología, Sedesol, 1994.

 

 

 

El reglamento y las normas sustentan un sistema de manifiestos y repones para el manejo de RP, el cual tiene como finalidad conocer las actividades que los generan, el volumen y tipo de residuos que se transportan, almacenan, reciclan, tratan o eliminan anualmente; así como las empresas involucradas en tales actividades. Dichas empresas deben manifestarlo y recibir autorización de la autoridad federal en la materia, que es la Dirección General de Normatividad Ambiental (DGNA) del INE, la cual, además de otorgar autorizaciones a las empresas que manejan los RP, emite las Guías Ecológicas para su importación/exportación. El INE se apoya en las delegaciones de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) en las entidades federativas, las cuales reciben, procesan y turnan a la oficina central la información relativa a los manifiestos que se generan en su entidad para su seguimiento e integración a la base de datos correspondiente; en tanto que corresponde a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PFPA) verificar el cumplimiento de las disposiciones legales por parte de las empresas y actividades que manejan residuos peligrosos.

 

Inventario de residuos peligrosos

A la fecha no se cuenta con un inventario de residuos peligrosos. Un estudio sobre la generación de dichos residuos en el área conurbada de la ciudad de México, realizado en 1989, sirvió de base para estimar la cantidad producida a nivel nacional a esa fecha. Con esa base, y tomando en cuenta el incremento de residuos manifestados al INE, se efectuó una proyección mediante el cual se estimó que en 1994 se generaron a nivel nacional 7.7 millones de toneladas de residuos peligrosos (líquidos y sólidos). La composición porcentual estimada de estos aparecen descritos en la gráfica 84.

 

Infraestructura para el tratamiento y confinamiento de residuos peligrosos

Hasta mayo de 1994 nuestro país presentaba la infraestructura para el manejo de residuos industriales peligrosos, referida en los cuadros 126 a 131, en ellos se señala la ubicación y tipo de manejo al que se someten los RP. En el caso de empresas que ofrecen servicios al respecto, se indica la capacidad mensual autorizada.

Las empresas autorizadas para reciclar metales así como para recolectar y transportar residuos peligrosos y las solicitudes de autorización para proyectos de plantas de almacenamiento para dichos residuos, se indican en los cuadros 132, 133 y gráfica 85.

 

Gráfica 84.- Residuos Peligrosos que se generan con mayor frecuecia

Fuente: Dirección General de Normatividad Ambiental, Instituto Nacional de Ecología, Sedesol, 1994.

 

 

Cuadro 126

Capacidad mensual autorizada para plantas recicladoras de solventes (empresas autorizadas)

nd = no disponible.

'1 Tiene capacidad mensual autorizada para 10 000 tambores.

2 Tiene capacidad mensual autorizada para 1 O0 000 kg. de residuos de pinturas y resinas.

Fuente: Dirección General de Normatividad Ambiental, Instituto Nacional de Ecología, Sedesol, 1994.

 

 

ACTIVIDADES SECTORIALES 1993-1994

Elaboración de ordenamientos jurídicos

En el recuadro aparecen los proyectos de NOM que se encuentran actualmente en elaboración para complementar el marco normativo actual para el manejo de los residuos peligrosos.

 

 

Cuadro 127

Capacidad mensual autorizada para plantas recicladoras de aceites usados

(empresas autorizadas)

nd = no disponible.

Fuente: Dirección General de Normatividad Ambiental, Instituto Nacional de Ecología, Sedesol, 1994.

 

 

Cuadro 128

Capacidad mensual autorizada para plantas de almacenamiento temporal

(empresas autorizadas)

nd = no disponible,

Fuente capacidad mensual autorizada para 300 toneladas de residuos de pintura.

Fuente: Dirección General de Normatividad Ambiental, Instituto Nacional de Ecología, Sedesol, 1994.

 

Es preciso señalar que en julio de 1994 la Cámara de Diputados aprobó modificaciones a los artículos 147 y 153 de la LGEEPA que tratan sobre el manejo de los RP y sobre la importación y exportación de los mismos. Dichas modificaciones esperan la ratificación de la Cámara de Senadores y en caso de llevarse a cabo esto, se prevé la elaboración de una NOM que defina los mecanismos exactos y precisos que permitan regular, con carácter excepcional, la importación de residuos peligrosos, para fines distintos a los de su disposición final. Los principales residuos importados por México incluyen aluminio, cobre, hule blader, níquel, plomo, polímeros, tambores, sucios, cinc, entre otros.

En concordancia con la LGEEPA, así como las Leyes de Vías Generales de Comunicación y de Salud, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SET) emitió el día siete de abril de 1993 en el DOF el Reglamento para el Transporte Terrestre de Materiales y Residuos Peligrosos, el cual está dividido en nueve títulos y comprende 136 artículos.

La SCT publicó en el DOF el cinco de noviembre de 1993 los proyectos de Normas Oficiales Mexicanas que regulan aspectos técnicos del transporte de los residuos peligrosos. Se espera que dichas normas se publiquen en octubre de 1994.

 

Cuadro 129

Capacidad mensual autorizada para plantas de tratamiento de RP de actividades petroleras

(empresas autorizadas)

nd = no disponible,

Fuente: Dirección General de Normatividad Ambiental, Instituto Nacional de Ecología, Sedesol. 1994.

 

 

Cuadro 130

Capacidad mensual autorizada para plantas de confinamiento controlado de RP

(empresas autorizadas)

1 Suspendida temporalmente 2 valor estimado

Fuente: Dirección General de Normatividad Ambiental, Instituto Nacional de Ecología, Sedesol, 1994.

 

 

Retorno a Estados Unidos de los residuos generados por la industria maquiladora

Como parte de los compromisos establecidos en el Plan Integral Ambiental Fronterizo México - Estados Unidos, se estableció el sistema de rastreo de RP denominado Hazardous Waste Tracking System (Haztraks), cuyas características se resumen en el recuadro.

Aun cuando el sistema de manifiestos de embarque de RP no es idéntico en ambos países, el sistema es capaz de comparar la información e identificar discrepancias para el desarrollo de acciones de verificación y control. El número de embarques ha ido creciendo a partir de 1988, fecha en que se puso en vigor el Reglamento de la LGEEPA en Materia de Residuos Peligrosos, el sistema de Manifiestos y Repones, y la expedición de Guías Ecológicas de importación - exportación; lo cual puede ser indicativo de un creciente cumplimiento de las disposiciones legales o bien que el volumen de RP generados por la industria maquiladora ha ido creciendo, o ambos.

 

Cuadro 1 31

Capacidad mensual autorizada para plantas incineradoras de RP (empresas autorizadas)

Fuente: Dirección General de Normatividad Ambiental, Instituto Nacional de Ecología, Sedesol, 1994.

 

 

Cuadro 132

Plantas de reciclado de metales*

* Autorización en trámite.

Fuente: Dirección General de Normatividad Ambiental, Instituto Nacional de Ecología, Sedesol, 1994.

 

 

Cuadro 133

Plantas de recolección y transporte de residuos peligrosos

(empresas autorizadas)

Fuente: Dirección General de Normatividad Ambiental, Instituto Nacional de Ecología, Sedesol, 1994.

 

 

Gráfica 85.- Solicitudes de proyectos para almacenamiento de RP* 1992-1994

Fuente: Dirección General de Normatividad Ambiental, Instituto Nacional de Ecología, Sedesol, 1994.

 

 

 

os principales Estados de la Unión Americana a los que se retornan los residuos peligrosos provenientes de la industria maquiladora de Baja California, Chihuahua y Tamaulipas, son California y Texas (gráficas 87, 88 y 89); ninguno de los destinos finales de dichos residuos está comprendido en la franja de 100 km a lo largo de la frontera. El resumen de los movimientos de RP de México hacia Estados Unidos de 1988 a 1994, aparece referido en la gráfica 86.

 

Gráfica 86.- Exportación de residuos peligrosos de México a Estados Unidos 1993-1994*

Fuente: Sistema Haztraks, 1994

 

 

Gráfica 87.- Destino final de los residuos peligrosos retornados a Estados Unidos 1993-1994*

Fuente: Sistema Haztraks, 1994

 

 

Gráfica 88.- Manifiestos de residuos peligrosos que estados Unidos recibió de México, 1988-1994*

Fuente: Sistema Haztraks, 1994

 

 

Gráfica 89.- Toneladas de residuos peligrosos que Estados Unidos recibió de México 1988-1994*

Fuente: Sistema Haztraks, 1994

 

 

18.B.4 PROGRAMA INTEGRAL PARA EL MANEJO DE RESIDUOS PELIGROSOS EN LA ZONA METROPOLITANA DE LA CIUDAD DE MÉXICO

 

Como resultado del primer encuentro parlamentario, llevado a cabo en el mes de julio de 1992, entre la Asamblea de Representantes del Distrito Federal (ARDF) y la Cámara de Diputados del Estado de México, surgió el Acuerdo No. 16 en el que se solicita la intervención de la Comisión Metropolitana para la Prevención y Control de la Contaminación Ambiental en el Valle de México, a fin de elaborar un programa Integral para el Manejo de los Residuos Peligrosos en la Zona Metropolitana de la Ciudad de México (ZMCM).

La estrategia del programa consiste en promover, al máximo posible, que los procesos industriales se modernicen y generen cero residuos; si existe una generación, la prioridad será minimizarlos a través de la sustitución de insumos y modificación de procesos, así como mediante la instalación de controles adecuados como parte de los procesos de producción en el interior mismo de las industrias. Los residuos inevitables deberán ser reciclados y, la porción de ellos que no sea posible reciclar, serán incinerados o neutralizados, hasta convenirlos en residuos inertes, que serán confinados apropiadamente.

En materia de normatividad, el análisis comparativo realizado entre las regulaciones mexicana, norteamericana, alemana y japonesa, pone de manifiesto que el marco normativo existente en México para RP, se encuentra incompleto. Se han identificado los aspectos específicos en los que se requiere ampliarlo y reforzarlo.

 

Se está efectuando una detallada investigación para determinar la cantidad y tipología de RP generados en la ZMCM, base indispensable para el diseño tecnológico y evaluación de opciones de reciclamiento, tratamiento y confinamiento controlado de los residuos ya inertes. Asimismo, se realizan actualmente los estudios para seleccionar los sitios más adecuados para el establecimiento de cada tipo de servicio, con lo que se pretende evitar que estas instalaciones puedan causar daños ambientales. Los emplazamientos para reciclamiento y tratamiento deben instalarse dentro de las zonas industriales para minimizar los riesgos inherentes a su transporte, así como para promover el reúso de estos residuos una vez que han sido tratados. Hasta el momento, se cuenta con la preselección de cinco sitios para las instalaciones de tratamiento y cinco más para la construcción de confinamientos. Para cada caso se están realizando estudios detallados de los parámetros geológicos, hidraúlicos, ecológicos, de infraestructura y cercanía de poblaciones, premisa fundamental para la selección final.

Aunado a todo lo anterior, se están evaluando las diferentes opciones tecnológicas para reciclamiento, transporte, almacenamiento, tratamiento para estabilización química, incineración y disposición final de residuos peligrosos.

Finalmente, se están desarrollando esquemas de financiamiento donde los propios industriales serán los responsables del tratamiento de sus residuos, bajo los lineamientos y supervisión estricta del gobierno. Una vez que todas las tareas hayan sido concluidas, el trabajo será revisado por la ARDF, el Congreso del Estado de México y el Congreso de la Unión, así como por las industrias involucradas. Se incluirán también a los grupos ecologistas interesados y al público en general.

Sobre este concepto, existen compromisos derivados de acuerdos internacionales, un ejemplo de éstos es el Convenio de Basilea sobre Movimientos Transfronterizos de Residuos Peligrosos y su Disposición, establecido por la Organización de Naciones Unidas y suscrito por México en 1989, (entró en vigor el 5 de mayo de 1992).

Este Convenio reconoce la existencia de acuerdos bilaterales y multilaterales para el manejo de residuos, siempre y cuando sean congruentes con los lineamientos del propio Convenio y se notifiquen al Secretariado; establece criterios para fincar responsabilidades y permitir compensaciones económicas en casos de contingencia; obliga a informar al secretariado en caso de accidentes, cambios de autoridades, cambios en las definiciones de residuos, exportación e importación, reportes anuales, avances en la implementación del Convenio, estadísticas, acuerdos bilaterales y multilaterales, opciones de disposición final, desarrollo tecnológico, prevé mecanismos de financiamiento para apoyar situaciones de emergencia; verificación de conductas de las Partes y mecanismos de solución de disputas internacionales.

El ingreso de México a la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) hace aún más extensas las consideraciones para la adecuada disposición de los residuos peligrosos.

 

En la Segunda Reunión de las Partes, efectuada en marzo de 1994 en Ginebra, Suiza, se adoptó la prohibición inmediata de la exportación de desechos peligrosos para fines de disposición final desde Estados de la región de la OCDE hacia Estados no Miembros de esa organización.

Asimismo, se acordó suprimir al 31 de diciembre de 1997, y prohibir a partir de esa fecha, todos los movimientos fronterizos de desechos peligrosos de Estados de la OCDE hacia Estados que no formen parte de esa organización.

Todo Estado que no forme parte de la OCDE, en el que no exista una prohibición de importación de desechos peligrosos y que permita la importación de estos desechos desde los Estados de la OCDE para reciclar o recuperar, hasta el 31 de diciembre de 1997, deberá informar al Secretariado del Convenio.

México se sumó a dichos acuerdos, aún cuando coincidió con su ingreso a la OCDE por lo cual la prohibición se aplica también a sus movimientos transfronterizos de RP hacia países que no forman parte de esa Organización.

Esa prohibición no aplica en el caso de movimientos que ocurran de países de la OCDE hacia México o viceversa, en particular en el caso de Estados Unidos con quien México suscribió el Anexo III del Convenio de La Paz, que regula dichos movimientos entre los dos países.

 

 

 

Periférico 5000, Col. Insurgentes Cuicuilco, C.P. 04530, Delegación Coyoacán, México D.F.
Última Actualización: 15/11/2007