Inicio
English
Noticias
Reglamento
Directorio
Mapa del Sitio
Organigrama    

Título

Autor
Palabra Clave

Búsqueda avanzada

Puntos de Venta y Formas de Pago
FAQ
Sistema de Calidad y estadísticas
Instrucciones para autores y revisores
Boletín de novedades editoriales

 

 

 

Inicio -> Publicaciones -> Consulta de publicación -> Contenido

 

 

Parque Nacional Constitución de 1857

 

Ubicación Política

Estado de Baja California. Municipio de Ensenada.

 

Superficie

5 009.48 hectáreas.

 

Ubicación Geográfica (coordenadas)

Se encuentra entre los 32°01'28", 32°07'46" de latitud norte y entre los 115°51'18"y 115°57'19"de longitud oeste (FVM, con base en cartas el INEGI).

 

Tenencia de la Tierra y otros aspectos legales

En este parque nacional el régimen de la tierra es 100% nacional y esta área se encuentra dentro de la Reserva Nacional Forestal Sierra de Juárez, creada por decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación el 4 de agosto de 1951 (SAG, 1970: 1255-1257); con una superficie de 140,000 hectáreas; la cual a su vez se encuentra dentro de la Reserva Forestal de la Sierra de Hansen, Mesa del Pinal y Sierra de San Pedro Mártir, creada por acuerdo del 4 de octubre de 1923, número 4203, expedido por Alvaro Obregón (Ibid: 1251-1252), teniendo finalmente esta reserva una extensión de 455,000 hectáreas.

 

Fecha del decreto de creación publicada en el Diario Oficial de la Federación y otros aspectos importantes del mismo

27 de agosto de 1962

Objetivos

Que por resolución presidencial agraria de 10 de junio de 1942, publicada en el Diario Oficial de la Federación de 1° de agosto de 1942, se dotó al núcleo de población Sierra de Juárez, con una superficie de 195, 656 hectáreas, con la aclaración de que, aun cuando el polígono general del plano general comprendió una área mayor, fueron excluidas de esta superficie 5, 009.4461 hectáreas que se destinaron para la constitución de un parque nacional (Ibid: 891-892).

Que la razón que se tuvo en cuenta para reservar la superficie de 5 009.4861 hectáreas para la constitución de un parque nacional, fue la solicitud por el gobierno del entonces territorio norte de Baja California, para establecer un centro de recreo y de protección a los recursos forestales y de la fauna silvestre, teniendo en cuenta además, la belleza del lugar por existir en él un sistema de pequeñas lagunetas, de las que la principal es la Laguna de Hansen o de Andrade.

Que es indispensable dar cumplimiento a la resolución dotatoria del Ejido de Sierra de Juárez por lo que concierne al establecimiento del parque nacional a que se ha hecho mérito, máxime tomando en cuenta la importancia turística que de ese lugar tendrá en el futuro por la promoción que en ese sentido está llevando a cabo el gobierno federal en cooperación con el del estado..

Decreto

Artículo Primero: Se declara necesaria y de utilidad pública la creación de un Parque Nacional con el nombre de Constitución de 1857, sobre la superficie de 5, 009.4861 hectáreas de propiedad nacional, que se localizan en el Municipio de Ensenada, Estado de Baja California (Ibid: 892).

Artículo Segundo: Los límites del parque nacional son los siguientes: Partiendo del punto conocido con el nombre de Vértice de Hansen, al Vértice Bola, con rumbo S 69-24 W distancia de 1 885 metros, de Bola a Piñón, con rumbo S 64-66 E y distancia de 3 073 metros, de Piñón a Cascabel con rumbo S 51-25 E y distancia de 1 595 metros, Cascabel a Poltrona con rumbo N 47-11 E y distancia 6 483 metros, Poltrona a S 87-17 E y distancia 600 metros, a Cedros N 1-44 W y distancia 7 747 metros, Cedros Alen rumbo S 45-1 W y distancia 9 741 metros, cerrando este último con Hansen con rumbo S 12-14 W y distancia de 2 321 metros, quedando comprendido dentro, una superficie de 5 009 hectáreas, 48 áreas y 61 centiáreas (SAG: 892-893).

 

Institución que lo administra

En la actualidad,la administración del parque está a cargo de la SEMARNAP, con un vigilante.

 

Infraestructura

El parque cuenta con un albergue con 13 habitaciones en dos niveles y 6 cabañas, una administración, una cabaña para vigilancia, un centro de visitantes, una caseta de acceso y mesabancos. Letrinas. Estas instalaciones presentan buenas condiciones. Aunque se encuentran prácticamente en el abandono.

 

Actividades Recreativas

Día de campo, campamento, excursionismo, remo, observación de paisajes, observación de vida silvestre.

 

Solicitud de administración por otras instancias

Gobierno del estado y por el municipio de Ensenada.

 

Problemática

Sobrepastoreo, plagas, incendios, cacería, además carece de un presupuesto anual seguro y apropiado que permita satisfacer las demandas propias para la operación del parque. Este ya está deslindado, pero no amojonado. Señalización escasa. Los accesos y camino son transitables en época de sequía. Insuficientes recursos humanos para la realización de las diversas actividades.

En observaciones entomológicas y patológicas realizadas es visible que los ataques se presentan en arbolado viejo o suprimido, del cual su debilidad lo hace más susceptible a los insectos.

En las partes terminales de los fustes hay ataques severos de larvas de mariposas (lepidóptero), que barrena la madera, seca esa porción de árbol, fomentando la llegada de otros insectos. Se han identificado varias especies de barrenadores y descortezadores, entre ellas Gnathotrichus sp. Eichh, Ips bonaseai Hopk, Ips cribicollis Eichh., Xileborus sp. Eichh.

En la parte inferior de los fustes, principalmente se observan ataques de insectos secundarios de las familias: Buprestidae, Cerambycidae, Tenebrionidae y Pythidae.

Existen también indicios de que los conos de algunas especies, son atacadas por barrenadores, los cuales destruyen las semillas.

Pueden observarse también algunos muérdagos enanos, afectando a pinos y encinos, que corresponden a Arceuthobium campylopodum en Pinus jeffreyi y Phoradendron tomentosum en algunos encinos (González, 1979).

 

Aspectos Físicos

El parque nacional está situado en la provincia fisiográfica conocida como Planicie Hansen. Ya que la planicie de la Laguna de Hansen ocupa la porción alta y central de la Sierra de Juárez, se encuentra a 1, 800 metros de altitud en su porción norte y a 1, 400 metros en la sureste.

Los eventos geológicos más importantes registrados en esta región ocurrieron principalmente durante el mesozoico y se encuentran representados por rocas batolíticas y prebatolíticas (SARH, 1993: 8).

El suelo predominante dentro del área del parque es el llamado regosol eútrico, es un suelo que se puede encontrar en muy distintos climas y con diversos tipos de vegetación (Ibid: 9).

En el parque existen dos lagunas llamadas; la Laguna de Juárez (antes Hanson o de Andrade) y la Laguna Chica, las cuales tienen agua sólo una parte del año (Ibid).

Se tiene dos tipos de climas: Csa (e) templado subhúmedo con lluvias en invierno, porcentaje de lluvias invernal con respecto a la anual 36.

BSK (s) (e) Templado semiseco, con lluvias en invierno, el mes más seco de los BS.

PT igual o mayor a 22.9, verano cálido, templado medio anual de 18 a 22°C, mes más frío de 3 a 18 °C, mes más caliente mayor de 18, isoterma de 14 a 16; isoyeta de 200 a 400 (Vargas, 1984: 197).

 

Aspectos Biológicos

Este parque contiene uno de los bosques más importantes de la Península de Baja California, pues está cubierta por diferentes especies de pino, encino y matorrales, con Pinus cembroides, P. cembroides edulis, P. quadrifolia, P. monophylla, P. ponderosa, P. jeffreyi, P. coulteri, Quercus spp., Abies concolor, Librocedrus decurrens.

Chaparrales: Juniperus, Arctostaphylos drupacea, Artemisa ludoviciana, Albula, Erigonum fasciculatum y Ceanothus greggiperplexans.

En el Parque Nacional, Constitución de 1857 se han encontrado 297 especies florísticas (Villaseñor y Elias, 1995: 47; citando a R. Thome, del Rancho Santa Ana Botanic Garden, inédito).

"Las especies dominantes de esta zona son los pinos: Pinus ponderosa y P. jeffreyi agrupados en bosquetes que se localizan principalmente en las cañadas, en partes húmedas y alrededor de la Laguna de Juárez (antes Hanson); la altitud donde se localizan varían de 1, 500 a 1 ,700 m.s.n.m. (DGINF, 1968).

La fauna silvestre que existe en este parque es el venado bura (Odocoileus hemionus fuliginata), el puma (Felis concolor californica) coyote (Canis latrans), águila calva (Haliaetus leucocephalus), el borrego cimarrón (Ovis canadensis cremnobates), entre las más importantes SARH: 13-14).

Aves

Familia Picidae: Dendrocopos villosus hyloscopus.

Familia Corvidae: Nucifraga columbiana, Gymnorhinus cyanocephalus.

Familia Sittidae: Sitta pygmaae leuconucha

Familia Fringilidae: Loxia curvirostris stricklandi, Junco oreganus pontilis.

Familia Vireonidae: Carpodacus purpureus californicus (Blake)

Mamíferos.

Familia Vespertilionidae. Pipistrellus hesperus hesperus. Registro marginal. Laguna de Hanson.

Familia Lagomorfos. Sylvilagus bachmani howeli Huey. Laguna de Hanson. (Huey, 1940: 145).

Familia Sciuridae.

Eutamias merriami obscurus (S.A. Allen). Registro marginal (H.H. Howell, 1929). Laguna Hanson.

Ammospermophilus leucurus peninsulae. (J.A. Allen). Registro marginal (H.H. Howell, 1938). Laguna Hanson.

Spermophilus beecheyi nudipes (Huey), 6 de octubre de 1931, tipo de la Laguna de Hanson, Sierra de Juárez, 5 200 pies.

 

Familia Cricetidae

Peromyscus gaurus Elliot. Field Columb. Mus., Publ. 74. Zool. Ser., 3 (10): 157, 7 de mayo de 1903, Registro marginal de la Laguna de Hanson.

Peromyscus hemionatis Elliot, Field Columb. Mus., Publ 74, Zool., Ser. 3(10): 157, 7 de mayo, registro marginal de la Sierra de Juárez. Neotoma fuscipes martirensis Orr. Laguna de Hanson.

Familia Cervidae: Dama hemionus fuliginata (Cowan). Laguna Hanson (Elliot, 1903: 707).

Familia Bovidae: Ovis canadensis cremnobates. Elliot. Registro marginal (Cowan, 1940). Laguna Hanson.

(FVM con base en Hall y Kelson).

 

Demografía

Dentro del parque nacional encontramos un poblado sin nombre con 25 habitantes. En la zona aledaña del mismo se encuentran tres pequeños poblados con un total de 115 habitantes: Agua de León con 14, Pantalones 41 y Arroyo de León con 60 (FVM con base en INEGI).

 

Propuesta

Reúne los requisitos para seguir con la misma

categoría.

 

Comentarios

Se requiere la contratación de más personal. Se necesita un vehículo de doble tracción, debido a que en época de lluvias y nevadas los vehículos se atascan. Un vivero para producir plantas para el parque. Reparación y mantenimiento a las instalaciones. Se requiere elaborar un diagnóstico fitosanitario. Se requiere el amojonamiento total. Brindar mantenimiento al camino de acceso.

Constituye el hábitat de especies de flora y fauna catalogadas como endémicas, amenazadas o en peligro de extinción como el Pinus monophylla, P. ponderosa, P. jeffreyi, puma, venado bura, borrego cimarrón, gato montes, cacomixtle, zopilote, águila dorada, halcón de hombro rojo.

Tomando en cuenta los paisajes donde abundan los cerros rocosos y sobresale por su belleza la Laguna de Juárez (antes Hanson), el Parque Nacional Constitución de 1857, posee un atractivo natural que difícilmente tiene rival, por lo que los proyectos recreativos tendrían un gran éxito.

 

Bibliografía

- SAG. 1970. Código Forestal. Subsecretaría Forestal y de la Fauna. Departamento de Divulgación. 1384 páginas.

- González Vicente, Carlos E. 1979. "Prácticas silvícolas en la conservación de los recursos forestales". México. Memoria. III Simposio binacional sobre el medio ambiente del Golfo de California. Inventario Nacional Forestal. SARH. Páginas 55-60.

- SARH. 1993. Diagnóstico del Parque Nacional Constitución de 1857. Subsecretaría Forestal y de Fauna Silvestre. Consultoría Multidisciplinaria S.A. de C.V. 45 páginas y un mapa.

- Vargas Márquez, Fernando. 1984. Parques Nacionales de México y Reservas Equivalentes. Pasado, presente y futuro. Serie: Los Bosques de México. Instituto de Investigaciones Económicas. UNAM. México, D.F. 266 páginas, más 34 de fotografías y mapa.

- Villaseñor, José Luis y Thomas S. Elias. 1995. "Análisis de especies endémicas para identificar áreas de protección en Baja California, México". En: Conservación de plantas en peligro de extinción: Diferentes enfoques. México, D.F. Instituto de Biología. UNAM. Páginas 43-50.

- Dirección General del Inventario Nacional Forestal. 1968. Inventario Forestal del Estado de Baja California. Enero. Publicación No. 3.

- Hall, Raymond E. y Keith R. Kelson. 1959. The Mammals of North América. New York. Ronald. 2 V.

- CETENAL (INEGI). 1974. Carta topográfica Arroyo del Sauz IIID84. Baja California. Escala 1:50,000.

 

Parque Nacional Sierra de San Pedro Mártir

 

 

Ubicación

Estado de Baja California. Municipio de Ensenada.

 

Superficie

63,000 hectáreas.

 

Ubicación Geográfica (coordenadas)

El polígono del parque se ubica dentro de las siguientes coordenadas: 30°45'y 31°07'05" de latitud norte y 115°13'05" y 115°31' de longitud oeste (Vargas, 1984: 204).

 

Tenencia de la tierra y otros aspectos legales

El régimen de la tierra está proporcionada de la siguiente manera; el 19.83% de la tierra corresponde a la pequeña propiedad con una superficie equivalente a las 12, 500 hectáreas, el 80.17% es de propiedad nacional y cubre 50 500 hectáreas (Ibid: 229).

Por lo que respecta a los aspectos legales, se observa que el parque nacional se localiza dentro de la Reserva Nacional Forestal Sierra de San Pedro Mártir, creada por decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación el 27 de julio de 1951 (SAG, 1970: 1257-1259); contando con una superficie de 74, 000 hectáreas, la cual a su vez se localiza dentro de la Reserva Forestal de la Sierra de Hansen, Mesa del Pinal y Sierra de Hansen, creada por Acuerdo del 3 de noviembre de 1923 (Ibid: 1251-1252), con una extensión de 455, 000 hectáreas. El motivo de la creación de la Reserva Nacional Forestal Sierra de San Pedro Mártir fue con el fin de cancelar las concesiones que se habían otorgado para la explotación forestal de las Compañías de San Pedro Mártir S. de R. L. y la de Manuel Ortega Bojórquez S. de R. L. Posteriormente mediante decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación el 17 de febrero de 1975 se declaró de Interés Público la Conservación y Restauración de la Riqueza Forestal de las Montañas del Parque Nacional de San Pedro Mártir (Vargas: 97).

Esto se debe a que desde 1971, la Universidad Nacional Autónoma de México estableció en el Cerro de la Cúpula, el Observatorio Astronómico Nacional, por la claridad y las buenas condiciones atmosféricas que se presentan en esa parte de la zona. Por decreto del 17 de febrero de 1975, se creó una Comisión la cual estaba integrada por la Secretaría de Agricultura y Ganadería (hoy SAGAR); la Universidad Nacional Autónoma de México y el Gobierno del Estado de Baja California.

Cuatro escrituras de la familia Arce, demuestran la propiedad de 6, 400 hectáreas dentro del parque nacional:

Escritura de compraventa 8 ,338, volumen 78, de Eufemio Arce Duarte Tirado, del 15 de agosto de 1967, de 2 000 hectáreas. Escritura de donación de José Enrique y Ramona Arce Solis, número 45 942, vol. 512, del 7 de octubre de 1986, de 1 900 hectáreas. Escritura de compraventa 8 636, vol. 76, del 14 de agosto de 1967, de Salvador Arce Davidson Tirada, de 1 000 hectáreas. Escritura de Adjudicación por Herencia, número 14 547, vol. 11 157, de María Guadalupe Hernández López, del 11 de septiembre de 1972, por 1 500 hectáreas (González Barraza).

 

Fecha del decreto de creación publicada en el Diario Oficial de la Federación y otros aspectos importantes del mismo

26 abril de 1947.

Objetivos

Que es facultad del Estado, declarar parques nacionales los lugares de interés histórico o de gran belleza natural que sea conveniente conservar para asegurar la existencia de la flora y de la fauna regionales, y que sirvan de solaz al público que los visite, haciéndolos más accesibles y atractivos al turismo (SAG. 1970: 889).

Que de acuerdo con los estudios hechos por la Dirección General Forestal y de Caza, de la Secretaría de Agricultura y Ganadería, los bosques que pueblan la Sierra de San Pedro Mártir, llenan estos requisitos, pues además de encontrarse en estado virgen, sus condiciones silvícolas son de las mejores, solamente de aquella zona, sino de la República entera, contando también con fauna silvestre que imprima a esas montañas al carácter de un verdadero museo vivo de la flora y de la fauna comarcanas que es conveniente proteger (Ibid: 890).

Decreto

Artículo Primero: Se declara Parque Nacional a las montañas que forman la Sierra de San Pedro Mártir, en Ensenada, Distrito Norte de la Baja California y que se destinaron a la conservación perenne de la flora y de la fauna comarcanas.

Que de acuerdo con los estudios, hechos por la Dirección General Forestal y de Caza, de la Secretaría de Agricultura y Ganadería, los bosques que pueblan la Sierra de San Pedro Mártir, llenan estos requisitos, pues además de encontrarse en estado virgen, sus condiciones silvícolas son de las mejores, no solamente de aquella zona, sino de la República entera, contando también con fauna silvestre que imprime a esas montañas el carácter de un verdadero museo vivo de la flora y de la fauna comarcanas que es conveniente proteger. Los límites de este parque, serán los siguientes: partiendo del punto conocido con el nombre de San Pedro, con rumbo N 35°45'E., se mide una longitud de 14, 709.96 metros, hasta llegar al punto conocido como Rancho Nuevo, de este punto, con rumbo S 67°45'SE y una distancia de 11 903.20 metros, hasta llegar al punto conocido como Venado Blanco; de aquí, con rumbo S 21°15'E., y una distancia de 12 568.50 metros, hasta llegar al punto conocido como La Encantada; de aquí, con rumbo S 39°15'E., y distancia de 11 492.94 metros, hasta llegar al punto conocido como Santa Rosa; de aquí, se mide, con rumbo S 43°15'E., una distancia de 1 750.73 metros, hasta llegar al lugar conocido como Santa Eulalia; de aquí se parte con rumbo S 32°15'W., y se mide una distancia de 4 075.64 metros, hasta llegar al Cerro del Pinal; de aquí con rumbo S 76°15'W., se mide una distancia de 24, 000.00 metros hasta llegar al Cerro de Peloto, y de este punto, de parte con rumbo N 18°15'W., y con una distancia de 20 933.00 metros, se llega al punto de partida y se cierra la Poligonal (SAG: 890).

Artículo Tercero: La Secretaría de Hacienda y Crédito Público procederá a indemnizar, conforme a la Ley, a quienes resulten afectados en sus derechos por esta declaratoria (Ibid: 891).

 

Institución que administra

La Secretaría de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca. Ya se contrató personal, entre ellos un director del parque.

 

Infraestructura

El Observatorio Astronómico Nacional que la UNAM estableció en el Cerro de la Cúpula.

 

Actividades Recreativas

Campamento, excursionismo, alpinismo en la montaña denominada El Pico del Diablo observación de paisajes y la observación de vida silvestre.

 

Problemática

Sufre de problemas de plagas de arbolado, actividades agrícolas y pecuarias. Las actividades que más han perjudicado los recursos del área, son principalmente la ganadería, junto con ella acciones como la quema de arbolados, que han traído el problema de incendios provocados y de difícil control.

"En esta sierra no se han efectuado aprovechamientos maderables comerciales de ninguna especie. Desde 1924 ha sido sometida a un pastoreo irracional y durante los últimos 20 años (hasta 1965) se ha autorizado el pastoreo de ganado lanar en un promedio anual de 6,000 cabezas. Aunque la superficie arbolada es de 39,981 hectáreas, las áreas donde hay agua y se encuentra el pastoreo es de unas 15,000 hectáreas, lo que únicamente da un promedio de 2.5 hectáreas/cabeza. Del análisis de esta situación y del tipo de daños que provoca el ganado lanar al bosque cuando pastorea libremente, se encuentra el parque de la presencia de grandes áreas donde no existe el repoblado, y el suelo está completamente trillado y compacto" (DGINF, 1968).

"Los incendios forestales constituyen otro agente destructor del bosque, ya que casi año con año se presentan, y debido a lo incomunicado, estos llegan a alcanzar en ocasiones grandes magnitudes" (Ibid).

En 1989 hubo un fuerte incendio: "luego de 16 días de fuego que acabó con 7, 000 hectáreas de coníferas.., en el operativo participaron 148 elementos de la defensa nacional, SEDUE, SARH, STC, Fomento Agropecuario, PGR y bomberos de los cuatro municipios de Baja California y del Condado de Imperial, California, así como el Servicio Forestal de Estados Unidos" (Vizcaino y Castillo, 1989: 4).

"Dos aviones cisterna con capacidad de 8,000 galones intentan desde hace días sofocar el incendio" (Ferrer, 1989: 3).

En la época de incendios del año de 1996 se ha dado un incendio grande dentro del parque, hasta el 19 de junio había consumido

6,100 hectáreas y seguía avanzando, según el último reporte de la SEMARNAP. La dependencia afirmó que 450 hombres trabajan para controlar el siniestro. De las 6,100 hectáreas afectadas hasta este momento, 60% corresponde a arbustos, 20% a pastizales y el resto de coníferas adultas. Reportes de las brigadas establecen que el fuego quedará sofocado en tres días, no sin antes haber dañado por lo menos 8 000 hectáreas. Durante 1995 la pérdida de recursos naturales se reportó en 17,000 hectáreas a consecuencia de este tipo de siniestros (Cornejo, 1996: 38).

"Repoblado"

Del total de 623 sitios que se establecieron en el área del Parque Nacional San Pedro Mártir, en poco menos de la mitad de ellos (45.9%), se cuantificó una frecuencia nula de repoblado; en el 44.7% del total, la calificación fue repoblado escaso; en el 8.3% de los sitios, la cuantía del repoblado fue regular y tan sólo en el 1.1%, la cantidad de renuevo fue abundante. Estos resultados confirman en forma dramática, que de no efectuarse una labor de protección al renuevo contra los daños del pastoreo en primer término y de los incendios forestales en segundo, es posible que desaparezca el macizo forestal de la Sierra de San Pedro Mártir" (DGINF, 1974).

"Daño del arbolado en pie"

El análisis de los datos silvícolas revela que las 4/5 partes del área arbolada total estudiada presentan claras evidencias de daño en el arbolado por el efecto de los incendios forestales, y que en un 20% de la superficie total arbolada, más del 60% de los sujetos están afectadas por este agente perturbador. Otro de los agentes dañinos a las masas consideradas son las plagas forestales. Tan sólo la quinta parte de la superficie total arbolada se considera que no está dañada por algún tipo de insectos. Las 4/5 partes están atacadas por muérdago. Las observaciones que se captaron a través de los registros ecológicos-silvícolas, llevan a la conclusión de que la sanidad del arbolado de la zona es crítica. La gran mayoría de los sujetos están ubicados en el intervalo de edad 80 - 250 años. Dada su avanzada edad, son particularmente susceptibles a todo tipo de agente perturbador (fuego, plagas, enfermedades,ciclones, etc.). Su producción de semilla es limitado, y este fenómeno contribuye en cierta medida, a la escasez de renuevo. Sin embargo, las mayores constantes de que no exista prácticamente repoblado, son en primer término el intenso pastoreo a que está sometida la mayor parte del área forestal, y en segundo término a los incendios que han afectado a esos bosques. En algunas localidades, el suelo es superficial y notablemente pedregoso. En estas áreas el crecimiento del arbolado es pobre, y la regeneración natural es prácticamente nula. La extracción clandestina del arbolado de pequeñas dimensiones, para aprovechamientos domésticos, es un factor que ha contribuido a hacer que las masas arboladas del parque estén constituidas de arbolado maduro y supermaduro" (DGINF).

En observaciones entomológicas y patológicas realizadas, es visible que los ataques se presentan en arbolado viejo o suprimido, del cual su debilidad lo hace más susceptible a los insectos.

En las partes terminales de los fustes hay ataques severos de larvas de mariposas (lepidóptero), que barrena la madera, seca esa porción de árbol, fomentando la llegada de otros insectos. Se han identificado varias especies de barrenadores y descortezadores, entre ellas Gnathotrichus sp. Eichh, Ips bonaseai Hopk, Ips cribicollis Eichh., Xileborus sp. Eichh.

En la parte inferior de los fustes, principalmente se observan ataques de insectos secundarios de las familias: Buprestidae, Cerambycidae, Tenebrionidae y Pythidae.

Existen también indicios de que los conos de algunas especies, son atacadas por barrenadores, los cuales destruyen las semillas.

Pueden observarse también algunos muérdagos enanos, afectando a pinos y encinos, que corresponden a Arceuthobium campylopodum en Pinus jeffreyi y Phoradendron tomentosum en algunos encinos (González, 1979).

 

Aspectos Físicos

Las montañas de las sierras que corren a lo largo de la Península de Baja California son como una prolongación del sistema montañoso del sur de California. Por tratarse de una cordillera de plegamiento sinclinal, se forman cerros y cordones cuyas alturas van de los 600 a los 3 096 msnm. La región forma parte de la Provincia Baja California, y consiste en una gran área granítica montañosa. Cuando menos es parte es semejante a la Sierra Nevada, ya que está limitada al oriente por un descenso rápido (probablemente una escarpa de falla) hacia la depresión del Saltón y el Desierto de San Felipe; ahí se marca el corte de la amplia elevación con declive suave hacia el occidente, en cadenas de montañas paralelas (SARH).

El parque forma parte de la Cordillera Baja California; la topografía es en general en lomerios con pendientes no mayores del 40%, la vertiente del Golfo de California es escarpada, descendiendo bruscamente formando acantilados y cañadas, por el contrario la vertiente del Océano Pacífico y la porción sur descienden gradualmente (DGINF, 1968).

Las principales elevaciones que se localizan dentro del parque nacional son: El Cerro de la Encantada con 3,070 metros, Santa Isabel, Calamajué y Yubay con 2 780 metros, Dos Picachos y San Borja con 1 550 metros, y otras de menor elevación como Cocopch y San Felipe (FVM con base en INEGI).

Durante el Paleozoico, la acción del agua de los océanos, ascendiendo y descendiendo (SARH).

Los suelos de esta zona como dominante es; el podzólico café y rojo de pH 5 y 7. También se encuentran: feozem, fluvisol, regosol, rendzina (Ibid).

Los cauces permanentes de las partes altas forman a su bajada en el valle, arroyos de gran importancia para la región, ya que son la fuente de abastecimiento de agua potable para la población y de riego para las zonas agrícolas.

La hidrología consiste en arroyos perennes como; el Salado, Rosario, Santo Domingo, San Simón, San Rafael y otros de menor importancia como: Vallecitos, la Tasajera, Corona, San Pedro, y Alcatraz (FVM con base en INEGI).

Cuatro tipos de climas se dan dentro del Parque Nacional Sierra de San Pedro Mártir: Cs (b´)(e) - semifrío, subhúmedo, con verano fresco largo, temperatura media anual de 5 a 12°C.

Bsk (s)(e) - semiseco o semiárido con lluvias en invierno, verano cálido, temperatura media anual de 12 a 18°, el mes más caliente mayor de 18°C. BWKw (x´) (e´) - Templado seco. Muy seco, verano cálido, temperatura media anual de 12 a 18°C, régimen de lluvias intermedio entre verano e invierno. BWhw (x´) (e) - semicálido seco. Muy seco con invierno fresco, temperatura media anual de 18° a 22°C y la del mes más frío 18°C, régimen lluvioso de verano a invierno. También dentro del parque se manifiestan Isotermas de 10 14°C e Isoyetas de 200 a 600 milímetros (Vargas, 1984: 204).

Estos tipos de clima se manifiestan por una gran condensación de humedad, en el invierno, que se precipita en forma de nieve, que en ocasiones, alcanza hasta un metro de espesor. La temporada de lluvias, acompañada de grandes nevadas, se extiende desde diciembre hasta mayo, siendo éste mes, el que registra más nieve.

 

Aspectos Biológicos

Las entidades taxonómicas forestales arboladas están constituidas fundamentalmente por diferentes especies del género Pinus, incluyendo los grupos botánicos ponderosa, ayacahuite, cembroides y serotinos, también frecuente el género Abies, y en forma más escasa se observan los géneros Libocedrus y Psedotsuga. Entre las latifoliadas, los géneros más importantes son Quercus y Arctostaphylos (DGINF, 1974).

Es evidente que este tipo de bosques carece de una verdadera dinámica biológica, opuestamente a la situación normal, existe más abundancia de diámetros mayores, que de diámetros pequeños (Ibid).

El bosque de coníferas está compuesto de la siguiente manera: Pinus jeffreyi 75%, Pinus contorta 5%, Pinus lambertiana 5%, Abies concolor 15% (SARH, 1981).

"Esta zona está compuesta básicamente por una masa de arbolado maduro y supermaduro de grandes dimensiones, con crecimientos bajos. Las especies dominantes en esta región son los "pinos ponderosa" (Pinus ponderosa y Pinus jeffreyi), y se localizan preferentemente entre los 1, 900 y 2,300 m.s.n.m. Además en algunos parajes, en Vallecitos principalmente, se encuentran algunos pinos de la Sección Serotinos, identificados como Pinus contorta latifolia y Pinus attenuata, en forma dominante, entre los 2 000 y 2, 200 m.s.n.m. Abajo de los 1, 900 m.s.n.m. suelen encontrarse en forma aislada algunos pinos de la sección ponderosa.

Esporádicamente se encuentran en las partes altas de la región, arriba de los 2,100 m.s.n.m., algunos ejemplares de Pinus lambertiana. En los arroyos de la parte oriental de esta zona, de 2,000 a 2,100 m.s.n.m. se localizan bosquetes de cedros Libocedrus decurrens y algunos "abetos" Pseudotsuga sp. En la falda oriental de esta sierra se encuentran desde los 900 m.s.n.m. pinos piñoneros aislados o en pequeños grupos hasta una altitud de 1,100 a 1,200 m.s.n.m. que es cuando aparecen los pinos ponderosa. Entre los piñoneros se identifico al Pinus quadrifolia, aunque otros autores, Martínez entre ellos) consignan para la región Pinus cembroides y P. cembroides edulis (DGINF, 1968).

En cuanto a las especies botánicas encontramos que se tiene; Pinus ponderosa, P. jeffreyi, P. contorta latifolia, P. attenuata, P. lambertiana, P. quadrofila, P. cembroides, P. cembroides edule, Abies concolor, Librocedrus decurrens, Pseudotsuga, Populus; vegetación de chaparrales con Arctostaphylus drupacea, Artemisa ludoviciana, Erigonum albula, Fasciculatum flavoides, E. faciculatum poliforlium, Salvia pachyphylla, Ceanothus greggiperplexans, Crisantemus, Bromus, Muhlenbergia, Festuca y Agrostis. Se puede decir que los bosques de pino que se localizan en la zona son bosques de fuste viejo con gruesos diámetros y gran altura, con poca regeneración natural debido a que los años semilleros son periódicos y debido a que hay poca cantidad de luz que permita crecer a los retoños, esto aunado a los chivos y borregos; los incendios de copa que ha habido en el área, la falta de recursos para combatir los mismos y las plagas que afectan al caduco bosque, por falta de regeneración (Ibid).

Pinus quadrifolia.

Es un arbolillo de unos 10 a 12 metros de altura, con ramas bajas y extendidas, ramillas cenicientas o glaucas en sus partes tiernas; corteza moreno rojizo obscura, hendida y escamosa. Hojas en grupos de cuatro (ocasionalmente cinco o tres), triangulares, de tres a cinco centímetros, anchas, tiesas, fuertes, encorvadas y agudas; de color verde pálido, muy glaucas en las caras internas, con bordes enteros, es decir, sin dientecillos. No presentan estomas en la parte dorsal. las ramas son escamosas, amarillentas y caedizas. El cono es de 4 a 6 centímetros. Semilla comestible. La madera es suave, algo pesada, frecuentemente nudosa y de color amarillo o moreno pálido. Ejemplares colectados al oeste y al norte de las Montañas de San Pedro Mártir, en alturas de 1,000 a 1,900 metros (Martínez, 1948: 91-93).

Pinus ponder

Es árbol corpulento, de 25 a 35 metros, a veces 60 o más con un diámetro hasta de 1.5 metros, de copa angosta; ramas fuertes, extendidas o algo caídas, con las puntas erguidas; corteza con espesor de 8 a 10 centímetros, de color moreno rojizo pálido, a veces casi negra, hendida y con grandes placas escamosas. Hojas normalmente tres, rara vez dos, de 12 a 23 centímetros de largo. Color verde amarillento. Conos ovoides y ovoide-cónicos, miden de 10 a 15.5 centímetros, color moreno rojizo claro o algo amarillento, a veces con tintes anaranjado y lustrosos. La madera es dura, fácil de trabajar, fuerte, resinosa. Vulgarmente se le llama pino real. Abunda en la falda occidental y en la cima de la Sierra de San Pedro Mártir, a 1, 600 metros y suele asociarse con el Pinus Jeffreyi. La Grulla, a 2,330 metros (Ibid: 272-277).

Pinus jeffreyi

Es árbol de 40 a 60 metros de altura, con la corteza de color rojo canelo, hendida y con grandes placas. Hojas en grupos de tres, de 12 a 20 centímetros de largo. La madera es de textura algo tosca y de color amarillento (Ibid: 277-279).

Pinus contorta latifolia

Es un árbol de 15 a 30 metros o más, tronco derecho, copa densa y angosta; ramas bajas y extendidas, apareciendo a veces a lo largo de todo el tronco; corteza muy delgada, lisa, apretada y firme, de color moreno naranjado, con placas escamosas. Hojas por pares de 5 a 7.5 centímetros de largo. de 1.5 centímetros de ancho, torcidas, tiesas y agudas, cóncavas, de color verde oscuro. La madera es suave,débil, de textura fina, blanquizca o amarillenta, poco resinosa, fácil de trabajarse, pero no durable. Suele emplearse para construcciones, embarcaciones, durmientes y combustibles. Se encuentra al oeste de la Sierra de San Pedro Mártir, a alturas de 2, 400 a 3, 000 metros, y también en un lugar llamado Vallecitos, en esa misma sierra. Colectado por Ira Wiggins y Demaree en 1930 (Martínez:342-346).

Pinus lambertiana.

Es el pino más elevado, pues alcanza 60 metros o más, con un tronco de 1 a 2 metros de diámetro. La corteza es lisa, de color gris claro en los árboles jóvenes y moreno rojiza en los adultos, con grandes placas cuadrangulares, y con un espesor de 5 a 8 centímetros. Las ramas son extendidas y en los árboles jóvenes suelen vestir todo el tronco. Las ramillas son casi lisas. Las hojas se presentan en grupos de 5, de 6.5 a 10.5 centímetros, tiesas, triangulares, torcidas, fuertes y agudas, de color verde azuloso. Los bordes son aserrados, con dientecillos pequeños y separados. Presentan estomas en las tres caras. Conos casi cilíndricos, erguidos al principio y colgantes después, su color es amarillento brillante y miden de 27 a 45 centímetros de largo por 8 a 10 de diámetro (abiertos), son persistentes y están sostenidos por pedúnculos de unos 8 centímetros. Frecuentemente se notan algo resinosos. La madera es de buena clase, ligera, suave y olorosa, de color moreno claro, es resistente a la humedad y fácil de trabajarse. Se ha colectado en la región de San Pedro Mártir, en los lugares denominados Vallecitos, La Encantada y La Grulla. La principal zona de vegetación de este pino se encuentra en los E.U., especialmente entre Oregón y California, donde le dicen sugar pine (pino de azúcar) debido a que cuando se hiere el tronco exuda una resina de sabor dulzon (Ibid:126-129).

Libocedrus decurrens

"El nombre de libocedrus deriva del libanus, incienso, y cedrus, cedro: cedro de incienso, aludiendo al olor característico que despiden todos los órganos del árbol. Se trata de un árbol siempre verde, de tronco recto, por lo común de 15 a 40 metros de altura, a veces hasta 50 o algo más, por 1.50 metros de diámetro; de copa angosta y piramidal en los árboles jóvenes, e irregular en los adultos. La corteza mide de 12 a 25 milímetros de espesor y es rugosa, de color moreno rojizo y cubierta de placas escamosas. Se desgarra en tiras de estructura fibrosa. Las ramas superiores son levantadas y las inferiores extendidas o algo colgantes, todas son largas y delgadas, con las dimensiones de color violáceo ceniciento. Las hojas están dispuestas por pares opuestos. La planta es monoica, con las flores colocadas en diferentes ramillas. Las masculinas están en amentos oblongos, vagamente cuadrangulares, de color amarillo y que se producen en la extremidad de las ramillas. Constan de 16 escamas conectivas anchamente ovadas (Martínez, 1963: 213). Las femeninas son oblongas y están sostenidas por dos o seis escamas foliosas ovado agudas, de color verdoso amarillento. Los frutos son coriaceos, solitarios, oblongos y colgantes, atenuados y algo encorvados, con la base redondeada, de color moreno rojizo, miden de 18 a 25 milímetros de largo por 12 de ancho cerca de la base (Ibid: 214).

La madera es suave, ligera y algo débil, de estructura fina y fácil de trabajar, olorosa, que se oscurece con la humedad. Es durable el contacto del suelo. Se usa para postes, vigas, jirones y también para fabricar lápices. Se propaga por semillas y por estacas, se adapta a diversos terrenos, pero le convienen más los húmedos y fértiles. Es árbol ornamental (Ibid: 215).

Colectado en la Grulla y Vallecitos, Sierra de San Pedro Mártir (Ibid: 216)).

Abies concolor

"Este Abies, especialmente por sus hojas, presenta un aspecto diferente de los demás que hay en México. Su principal área de vegetación está en los E.U., en la región de las Montañas Rocallosas de Colorado, Oregón, sur de Nuevo México y sur de California. En México hasta la fecha solamente se ha observado en las Montañas de San Pedro Mártir, Baja California, y en la región norte de Sonora (Ibid: 151).

"En esta última localidad hay dos formas: una con las hojas casi rectas, con la cara superior aplanada o apenas aquillada, y otra con las hojas encorvadas, fuertes y gruesas. La estructura foliar también varía algo. Forma piramidal. Es árbol de 30 a 40 metros de altura, a veces más, con tronco de 40 centímetros a un metro de diámetro, corteza lisa al principio y profundamente hendida, y con la superficie escamosa y de color ceniciento después, de 12 a 15 milímetros de espesor en los árboles jóvenes y mucho más en los adultos. Ramas por lo general verticiladas que forman una copa cónica. Ramillas de color amarillo verdoso, densamente hirsutas (Ibid: 151, 154).

"Hojas lineares, gruesas y fuertes, más o menos encorvadas, con el ápice obtuso o redondeado, son alternas, tienen una cresta en cada cara, más levantada la de la inferior; hay estomas numerosos en ambas superficies, que se advierten formando hileras de puntos blancos en bandas a ambos a lados de las crestas. Miden de 25 a 58 milímetros de largo por 2 a 3 de ancho. Son de color amarillento verdoso. Las infloresencias masculinas son de color rosado oscuro; las femeninas tienen escamas redondeadas, oblongas y reflejadas. Conos sesiles, oblongos o subcilíndricos, solitarios, de 11.5 a 12 centímetros de largo por 5.5 a 6.5 de diámetro. Vallecitos, 2 240 metros de altura, 21 de septiembre de 1930. San Pedro. La Encantada, 2 333 metros, 19 de agosto de 1941 (Ibid: 154, 156).

Cupressus montana

Es árbol de 5 a 20 metros de altura con tronco de 20 a 50 centímetros, y rara vez hasta un metro de diámetro, ramificado desde la base. Ramas numerosas y extendidas. La copa es abierta o algo compacta o piramidal. Corteza del tronco rasgada y angostamente rugosa, de color rojo intenso a moreno rojizo; la de las ramas jóvenes y ramillas de color moreno a grisáceo opaco (Martínez: 281-282).

Ramillas secundarias de color rojizo violáceo, vestidas de hojas ovales. Las últimas ramillas son fuertes de color verde obscuro. las infloresencias masculinas son oblongas, de unos 3 milímetros de largo, con 12 a 16 escamas. Conos globosos o subovales, de 15 a 20 centímetros, solitarias o a veces en grupos de tres, sobre pedúnculos fuertes, de 8 a 10 centímetros de largo. Son de color moreno brillante. Semillas vagamente triangulares. Viven en las montañas de San Pedro Mártir, de 2,200 a 2,825 metros. El tipo se encuentra en el Duddley Herbarium y fue colectado en el extremo superior de las vegas de la Encantada, Sierra de San Pedro Mártir, a 2,300 metros (Wiggins y Deware 4 490, 22 de septiembre de 1930. Goldman lo colectó varias millas al este de Vallecitos, en alturas de 2,700 metros, y en la cresta de las montañas de San Pedro Mártir. Wiggins colectó, además, entre Vallecitos y la Encantada, y refiere que allí se ha visto un ejemplar de 25 metros de altura por 1 de diámetro en el tronco. En el Herbario Nacional, se conserva un ejemplar con el número 139, que figuraba como Cupressus guadalupensis Wats. Fue colectado en San Pedro Mártir por J.M. Gallegos en 1923 (Ibid: 282).

La fauna que se encuentra en general en está área es el puma (Felis concolor), gato montés (Lynx rufus), venado cola negra (Odocoileus hemionus), borrego cimarrón (Ovis canadensis cremnobates), zorrillo (Mephitis macroura), coyote (Canis latrans) y 30 diferentes especies de murciélagos.

Aves

Familia Picidae: Dendrocopos villosus hyloscopus.

Familia Corvidae: Nucifraga columbiana, Gymnorhinus cyanocephalus.

Familia Sittidae: Sitta carolinensis alexandrae (cinturón de pino de la sierra). Sitta pygmaae leuconucha.

Familia Fringillidae: Troglodytes aedon parkmanii. Spizella passerina arizonae. Loxia curvirostris stricklandi (Blake).

El condor de California Gymnogyps californianus hace varias décadas se reportaba para esta zona, parece ser que el último año en que se le vio fue en 1937.

Mamíferos

Chiróptera:

Myotis californicus stephenis. Dalquest Hall (1946) Sierra de San Pedro Mártir.

Myotis subulatus melanorhinus (Merriam). 1903. La Grulla, 8 000 pies (2 666 metros). Sierra de San Pedro Mártir.

Epetesicus fusaus palidus Young. La Grulla (Engels, 1936).

Familia Soricidae: Sorex ornatus ornatus Merriam (1903). Tipo de Aguaje de la Fresas. 6 000 pies. S.S.P.M. Registro marginal: La Grulla P.N.S.P.M.

Sorex ornatus ornatus Merriam (1903), Sierra San Pedro Mártir.

Familia Talpidae: Scapanus latimanus anthonyi J.A. Allen (1893), tipo de la Sierra de San Pedro Mártir, 7 000 pies (2 333 metros). F.G. Palmer, 1937, Vallecitos 7 500 pies (2 500 metros), la Grulla 7 200 pies. Orden Quiroptera.

Familia Vespertilionidae: Myotis milleri Elliot. 1903. Tipo de la Grulla. P.N.S.P.M. Myotis californicus stephensi. S.S.P.M.

Eptesiscus fuscus pallidus Young. La Grulla (Engels, 1936: 657).

Familia Molossidae: Tadarida brasiliensis mexicana (Sassure) S.P.M. (Shannel, 1931: 6).

Familia Cricetidae: Sitomys americanus thurberi. S.A. Allen. Bull. Amer. Mus. Nat. Hist. 5:85. 18 de agosto de 1893. Tipo de Sierra de San Pedro Mártir. Sitomys martirensis J.A. Allen, Bull. Amer. Mus. Nat. Hist., 5: 187, 18 de agosto de 1893, tipo de la Sierra de San Pedro Mártir, 7 000 pies.

Peromyscus gaurus Elliot. Field Columb. Mus., Publ. 74. Zool. Ser., 3 (10): 157, 7 de mayo de 1903, tipo de Sierra de San Pedro Mártir. Peromyscus hemionatis Elliot, Field Columb. Mus., Publ 74, Zool., Ser. 3(10): 157, 7 de mayo, tipo de Sierra de San Pedro Mártir. Registro marginal de La Grulla, Sierra de San Pedro Mártir, 7 200- 7 500 pies.

Neotoma fuscipes martirensis Orr. Sierra de San Pedro Mártir.

Familia Lagomorfos: Lepus californicus martirensis Stowell. 28 de mayo 1825. S.S.P.M. Lepus martirensis Stowell, 28 de mayo de 1895, tipo de las Montañas de San Pedro Mártir.

Familia Sciuridae: Eutamias merriami obscurus (S.A. Allen) Tipo de Sierra San Pedro Mártir, cerca Vallecitos.

Familia de los cánidos: Canis latrans elepticus Elliot. 1903. Canis elipticus Elliot, Field Columb. Mus., Publ. 79, Zool Ser., 3: 225, 15 de agosto, tipo de Vallecitos, Sierra de San Pedro Mártir, 8 500 pies (2 833 metros).

Familia Bovidae: Ovis canadensis cremnobates. Elliot. 7 de enero de 1904. Tipo de Matomi, Sierra de San Pedro Mártir.

(FVM, con base en Hall y Kelson).

 

Demografía

Dentro del parque nacional no existen asentamientos humanos. En la zona aledaña existen dos poblados con 26 habitantes: El Potrero con 19 y Santa Cruz 7. Solo se conoce que cerca del parque habitan los grupos étnicos de cochimíes y paipai, que aprovechan los recursos naturales, localizados principalmente en el camino que va de Ojo Negro a Valle de la Trinidad y Lázaro Cárdenas en la Sierra de Juárez (FVM, con base en INEGI).

 

 

 

Aspectos Culturales

Dentro del parque nacional, en la Cascada El Chorro, podemos mencionar que se encuentra una zona arqueológica que perteneció a los cochimíes (antiguos sobrevivientes de la época precolonial) y ubicado en el sureste cerca de los límites del parque se encuentran las restos de lo que fue una de las primeras misiones (fundadas por misioneros Jesuitas) (NJNZ).

 

Propuestas

Esta área protegida debe continuar con la misma categoría. También se propone abrogar el decreto que lo declara Reserva Forestal Nacional de Sierra de San Pedro Mártir de fecha 27 de julio de 1951. Modificar los linderos de la Reserva Forestal de Sierra de Hansen de fecha 3 de noviembre de 1923; esto es debido a que en toda la extensión de dicha Sierra; que es propiedad de la nación, se han ido asentando con el transcurso del tiempo núcleos de población; a la vez la S.R.A. ha dotado a varios ejidos con terrenos propiedad de la nación, aunque estos fueran inalienables e imprescriptibles.

 

Comentarios

El Parque Nacional Sierra de San Pedro Mártir constituye uno de los relictos más importantes del estado de Baja California. Por dichas razones y otras características, como obscuridad del cielo nocturno y transparencia de la atmósfera, ausencia de luces artificiales, humo y polvo y radiointerferencia, y por lo tanto la clara visibilidad atmosférica,se decidió instalar el Observatorio Astronómico Nacional. Además las Sierras de Juárez y San Pedro Mártir, condensan la humedad proveniente del Océano Pacífico y crean una barrera que le impide el paso a la vertiente del Golfo de México, por tal motivo, junto con las costas del oeste de Chile y África, son los únicos lugares en el mundo con menos días nublados. Esto verifica la calidad del lugar como idóneo para estudios meteorológicos si se considera además, que hay un porcentaje elevado de noches despejadas al año, además las perspectivas del área son buenas, ya que aún se tienen grandes extensiones cubiertas de zonas boscosas integradas, hay poca erosión y el cambio del suelo no ha impactado severamente a la región, pudiéndose utilizar todo esto para la recreación y esparcimiento de los pobladores de la entidad, el turismo nacional y extranjero.

"El hecho de que San Pedro Mártir esté más elevado, más aislado en la sierra, hace de nuestro Observatorio un lugar ideal de trabajo" (Burg, 1978: 27, en entrevista al Astrónomo José Warman).

"Además de consideraciones que tienen que ver con la luz atmosférica, San Pedro es un sitio muy superior a otros por sus características especiales. la altura por ejemplo, tiene como consecuencia propiciar una atmósfera con menos contenido de agua. La información global para encontrar la región de la República que tuviera una mayor cantidad de noches despejadas se obtuvo mediante imágenes tomadas por satélites y el análisis por computadora. El estudio iniciado en la década de los sesenta, nos dio el patrón meteorológico del país en general, resultando ser San Pedro Mártir, probablemente el mejor lugar de observación de todo el hemisferio norte. En 1971 se instalaron las primeras cúpulas, la del telescopio de 84 centímetros y la de 150 centímetros. En 1976, se iniciaron los primeros trabajos de dinamitado en el pico de la montaña para aplanar el terreno que ahora ocupa el edificio del de dos metros. El espejo de dos metros pesa unas tres toneladas, está hecho de cervita, cerámica especial que tiene un coeficiente muy bajo de dilatación térmica. Fue pulido hasta alcanzar una precisión en su forma, de una millonésima de centímetro. Este trabajo tan fino y delicado fue realizado por Norman Cole. Jefe de Optica del Observatorio Astronómico Nacional de los Estados Unidos, en Kit Peak, Arizona. Los telescopios, laboratorios, talleres y la infraestructura habitacional han sido diseñados y financiados íntegramente por la Universidad Nacional Autónoma de México" (UNAM) (Ibid: 28).

Se realizó el Proyecto de limpia y saneamiento en 167 hectáreas del Parque Nacional Sierra de San Pedro Mártir, por la Dirección General para el Desarrollo Forestal, que se inicio en 1981 y terminó en 1982.

"En la Sierra de San Pedro Mártir, en el estado de Baja California, se encuentra el "Gran señor de las montañas": telescopio de 2.12 metros de diámetro, del Observatorio Astronómico Nacional, dependiente del Instituto de Astronomía de la UNAM" (Gaceta UNAM, 1982: 17).

"En medio de un bosque y a 2,800 metros sobre el nivel del mar, este `ojo abierto al universo, que cuenta con tres instrumentos ópticos para la investigación astronómica (dos de los cuales fueron diseñados y realizados en México y, un tercero que se opera en colaboración con la Universidad de Arizona, todos de tipo reflector y con foco Cassegrain), se ubica en una privilegiada zonas del norte de México" (Ibid).

"El OAN de San Pedro Mártir es, además, por sus características, uno de los tres mejores lugares del planeta para la investigación de los fenómenos astronómicos, fue detectado mediante el empleo de fotografías obtenidas vía satélite, por la limpidez de su atmósfera y lo alejado de las ciudades, ya que Ensenada, sede de la unidad académica y administrativa del mismo, se encuentra a 250 kilómetros al sur" (Ibid).

"Ahí, un grupo de 15 personas realiza diariamente las labores propias de un observatorio, entre ellos hay mecánicos, personal de intendencia, ingenieros y, astrónomos, que le dan la vida cada noche y garantizan el avance de la investigación en este ramo, dado que cuenta con el equipo más avanzado de América Latina" (Ibid).

"El `Gran señor de las montañas es fruto de la investigación de la Universidad; fue diseñado en el país por el ingeniero José de la Herrán, quien supervisó además la construcción, que se realizó en el Instituto de Astronomía y el centro de Instrumentos, también de la UNAM, así como en algunas empresas estadounidenses" (Gaceta UNAM).

Constantemente, y debido a su privilegiada ubicación, el Instituto de Astronomía recibe solicitudes de universidades e institutos extranjeros para participar en las investigaciones del "Gran señor de las montañas" (Ibid).

"Si bien las nuevas instalaciones son de lo más moderno, también es cierto que el OAN es una de las instituciones científicas de mayor tradición en nuestro país. Inaugurado el 5 de mayo de 1878 en el Castillo de Chapultepec, inició ese mismo día una larga e ininterrumpida tradición de investigación astronómica institucional, que en nuestros días ha alcanzado un auge considerable" (CONACYT, 1979: 5).

"La centenaria historia del OAN lo ha llevado a peregrinar en busca de los mejores sitios para las observaciones astronómicas. Así, abandonado el Castillo de Chapultepec, en 1908 se estableció en Tacubaya, en el edificio que muchas generaciones conocieron como el Observatorio Astronómico de Tacubaya, entonces un sitio más apropiado que el castillo de Chapultepec" (Inf. Cient y Tecn.).

"Con el paso del tiempo el crecimiento de la ciudad de México hizo que un sitio relativamente tranquilo y limpio como era Tacubaya el siglo pasado, llegara a ser inadecuado para un observatorio astronómico, y por muchos años se pensó en la necesidad de mudar el OAN a otra parte y dotarlo de equipo más moderno" (Ibid).

"Con la construcción de la Ciudad Universitaria y el surgimiento de la investigación científica en la UNAM, se dieron las condiciones propicias para trasladar al OAN, el cual se ubicó en Tonatzintla, Puebla, en un predio contiguo al del Observatorio Astrofísico de la Secretaría de Educación Pública, y la dirección, las oficinas administrativas y de investigadores, la biblioteca, laboratorios y talleres se mudaron a la Torre de Ciencias de Ciudad Universitaria. Esta etapa del OAN culmina en 1961 con la inauguración del telescopio de un metro de diámetro instalado en Tonantzintla". "Pocos años después, como consecuencia del crecimiento de la ciudad de Puebla y de las necesidades más rigurosas (Ibid) derivadas de las nuevas técnicas, se planteó otra vez la necesidad de mudar el OAN a un sitio más acorde con la nueva astronomía observacional" (Ibid: 6).

"Después de una investigación especial sobre cartas meteorológicas y fotografías tomadas desde satélites artificiales, se llegó a la conclusión de que la Sierra de San Pedro Mártir tiene la menor incidencia en nubosidad en toda la República. Con estos datos alentadores, en 1966 se inició un estudio in situ sobre las características astronómicas del cielo en esta sierra y se confirmaron las esperanzas que se tenían sobre lo adecuado del sitio" (Ibid).

"Los estudios que se han hecho desde entonces muestran que no sólo hay un porcentaje muy alto de noches despejadas, sino que también la atmósfera de San Pedro Mártir es muy limpia y con muy bajo contenido de vapor de agua; además, la escasa turbulencia atmosférica hace que el tamaño de las imágenes estelares sea pequeño, mientras que el cielo nocturno es muy obscuro, lo que facilita la observación de objetos muy débiles. Finalmente, la considerable distancia de este sitio con respecto a los centros urbanos garantiza que, a diferencia de Tacubaya y Tonantzintla, por muchos años se mantenga libre de la contaminación. Estas características colocan a San Pedro Mártir entre los mejores sitios del Hemisferio Norte" (Ibid).

"Convencidos de que en México contábamos con uno de los mejores sitios astronómicos del mundo, la UNAM tomó la decisión de establecer el Observatorio en San Pedro Mártir. El Gobierno Federal ha dado su apoyo para esta empresa por medio de la Secretaría de Asentamientos Humanos y Obras Públicas, que ha construido un camino de terracería de más de 100 kilómetros para uso del Observatorio. Por decreto presidencial, las 63,000 hectáreas del Parque Nacional de San Pedro Mártir, donde se encuentra el Observatorio, han sido reservadas para garantizar la calidad de las investigaciones en astronomía y ciencias afines que realice la UNAM. La construcción del Observatorio ha sido un proceso largo y difícil, que refleja los problemas por los que ha (Inf Cient. y Tecn) pasado la UNAM desde 1967, cuando se iniciaron las primeras obras en San Pedro Mártir, y de las dificultades para construir un observatorio a 250 kilómetros de su base de apoyo más próxima, en Ensenada, y a 2,800 metros de altura. Sin embargo, a pesar de ello, en los últimos seis años las autoridades universitarias han dado el apoyo necesario a esta obra, al punto de que en la actualidad el OAN cuenta con tres telescopios y con todas las obras de infraestructura que permiten al astrónomo realizar su trabajo y vivir con relativa comodidad mientras se encuentra en el Observatorio" (Ibid: 7).

"Los tres telescopios del Observatorio son reflectores con foco Cassegrain; los diámetros de su óptica principal miden 84, 150 y 212 centímetros. La óptica del primer telescopio fue construida en el taller del Instituto de Astronomía de la UNAM; se ha usado desde 1972 y ha contribuido a numerosos trabajos de investigación en fotometría fotoeléctrica, espectroscopía y en interferometría Fabry-Perot" (Ibid).

"Naturalmente que un telescopio por si solo no basta para satisfacer las necesidades del astrónomo moderno; para ello se está adquiriendo equipo periférico, poderoso y especializado, como son espectrógrafos de altas y mediana dispersión con equipo televisivo digital, fotómetros infrarrojos, polarímetros, interferómetros, cámara fotográfica, etcétera" (Ibid: 8).

"Luego de inaugurar el pasado 17 (septiembre de 1979) las nuevas instalaciones del Observatorio Astronómico Nacional, dependiente del Instituto de Astronomía, en San Pedro Mártir, Baja California, el doctor Guillermo Soberón, rector de la UNAM, expresó `la viva emoción que le produce a quien a militado en las filas de la investigación científica, ver realizado este bello proyecto (Gaceta UNAM, 1979: 2).

Reconoció el doctor Arcadio Poveda la visión que tuvo el doctor Guillermo Haro, que siendo director del Instituto de Astronomía promovió las primeras obras en San Pedro Mártir desde 1967, y al lograr la colaboración del Lunar and Planetary Laboratory de la Universidad de Arizona, se cristalizó el convenio que posteriormente firmaron los rectores de ambas instituciones para la utilización del telescopio de 1.5 metros de diámetro. En virtud de la construcción del telescopio de 84 centímetros se propicio que en 1971 el Observatorio pasara de la `fase pionera a la fase de `realizaciones crecientes. Recordó,asimismo, los doce años de esfuerzo sostenido para llevar el Observatorio a su estado actual. Con recursos muy limitados tuvimos la necesidad de aguzar el ingenio al punto de producir en el instituto de Astronomía un diseño moderno, dijo refiriéndose al proyecto, que además aunara la eficiencia y la economía. La construcción del telescopio de 2.12 metros de diámetro fue un proyecto que en su óptica principal fue discutido, comprendido y apoyado por el Consejo Técnico de la Investigación Científica y por el rector Soberón, habiéndose aprobado su financiamiento en 1974; este diseño ya empieza a servir de ejemplo para la construcción de otros telescopios" (Ibid: 4).

"En diferentes estados de su evolución las estrellas insertan material al medio interestelar; en el caso de las estrellas masivas el fenómeno cobra tal intensidad que forma burbujas al interactuar con el gas que las rodea. Un ejemplo de ello es la manifestación del `viento solar. Las estrellas masivas suelen terminar su existencia de manera violenta: explotan y descargan gran parte de su material al medio circundante. estas son las supernovas que, lejos de ser estrellas nuevas, indican que son estrellas muertas. En lugar de cada una de ellas se forma una nebulosa, resultado de la interacción del material estelar eyectado con el medio interestelar. Esta nebulosa es una `remanente de supernova´. Tales fenómenos modifican el medio interestelar al ionizarlo, calentarlo, comprimirlo e inyectarle elementos pesados; su composición química se transforma. La investigadora del Instituto de Astronomía de la UNAM, doctora Margarita Rosado Solís, quien se ha interesado en el estudio de estas nebulosas en nuestra galaxia y en otras, expuso lo anterior. Desde el Observatorio de Astronomía Nacional de San Pedro Mártir, en Baja California, la doctora Rosado ha logrado identificar y estudiar algunos remanentes de supernova, desde donde, explicó, se observan objetos de nuestra galaxia. Estos estudios, añadió la astrónoma, nos han dado la pauta para identificar y comprender los fenómenos en galaxias más lejanas (Gaceta UNAM, 1993: 9).

Se elaboró un estudio evaluatorio de muérdago Phoradendron sp. en Abies concolor, por la Delegación Estatal SARH, en 1989.

 

 

Bibliografía

- Vargas Márquez, Fernando. 1984. Parques Nacionales de México y Reservas Equivalentes. Pasado, presente y futuro. Serie: Los Bosques de México. Instituto de Investigaciones Económicas. UNAM. México, D.F. 266 páginas, más 34 de fotografías y mapa.

- SAG. 1970. Código Forestal. Subsecretaría Forestal y de la Fauna. Departamento de Divulgación. 1384 páginas.

- González Barrasa, Manuel Federico. 1993. "Solicitud de terrenos dentro del Parque nacional Sierra de San Pedro Mártir". Carta dirigida al Secretario de SARH Carlos Hank González.

- Dirección General del Inventario Nacional Forestal. 1968. Inventario Forestal del Estado de Baja California. Enero. Publicación No. 3.

- Vizcaino, Rubén y Luis castillo. 1989. "A salvo el Observatorio". Excélsior. Estados. 11 de julio. Página 4.

- Ferrer, Jesús V. 1989. "Podría quedar sofocado en cinco días el incendio en BC". Excélsior. Estados. 10 de julio. Página 3.

- Cornejo, Jorge Alberto. 1996. "El incendio en la Sierra San Pedro Mártir ha consumido 6,000 hectáreas. Reporte del delegado de la SEMARNAP en BC". La Jornada. 20 de junio. Página 38.

- Dirección General del Inventario Forestal. 1974. Proyecto de Inventario Forestal para el Parque nacional San Pedro Mártir, Baja California. Julio.

- González Vicente, Carlos E. 1979. "Prácticas silvícolas en la conservación de los recursos forestales". México. Memoria. III Simposio binacional sobre el medio ambiente del Golfo de California. Inventario Nacional Forestal. SARH. Páginas 55-60.

- SARH. 1994. Diagnóstico de Manejo del Parque Nacional Sierra de San Pedro Mártir, Estado de Baja California. Subsecretaría Forestal y de Fauna Silvestre. PAUSA. 117 páginas, más anexos.

 

 

-SARH. 1981. Estudio de limpia y saneamiento en el Parque Nacional Sierra de San Pedro Mártir, B.C. Jefatura del Programa Forestal y de la Fauna en Baja California. Dirección General para el Desarrollo Forestal. Abril.

- Martínez, Maximino. 1948. Los Pinos Mexicanos. Ediciones Botas. México, D.F. Segunda Edición. 361 páginas.

- Martínez, Maximino. 1963. Las Pináceas Mexicanas. Instituto de Biología. UNAM. Tercera edición. 400 páginas.

- Hall, Raymond E. y Keith R. Kelson. 1959. The Mammals of North América. New York. Ronald. 2 V.

- Burg, Andrea. 1978. "Instituto de Astronomía". Ciencia y Desarrollo. Mayo-Junio. Núm 20. Páginas 26 a 36.

- Gaceta UNAM. 1982. "El Observatorio Astronómico de San Pedro Mártir, considerado entre los tres mejores del mundo". 18 de marzo. Vol. I. No. 22.

- CONACYT. 1979. "El nuevo Observatorio Nacional". Información Científica y Tecnológica. Septiembre. 1(6): 5-8.

- Gaceta UNAM. 1979. "Inauguró el rector el nuevo Observatorio Astronómico Nacional". 24 de septiembre. Vol. III. No. 67. Páginas 2 a 5.

- Gaceta UNAM. 1993. "Se estudian remanentes de supernova en San Pedro Mártir. 28 de enero. Página nueve.

 

 

Periférico 5000, Col. Insurgentes Cuicuilco, C.P. 04530, Delegación Coyoacán, México D.F.
Última Actualización: 27/08/2007