INE
INECC.gob.mx
Lo que debemos saber sobre los microbios…

 

Esta información pertenece al libro "Lo que debemos saber sobre los microbios..."

Este material puede ser utilizado en su totalidad o parcialmente, siempre y cuando se respeten los créditos del mismo.

El cuidado de la edición y de la producción corrieron a cargo de la Dirección de Desechos Sólidos y Restauración de Suelos Contaminados.

 

Instituto Nacional de Ecología

Av. Revolución 1425, Col. Tlacopac,

Deleg. Álvaro Obregón, CP 01040, México, DF

Primera edición septiembre 2000

 

¡ La tierra es un mundo de microbios !

 

Si vemos una gota de agua sucia de un charco en un microscopio observamos que se encuentran en ella multitud de organismos en miniatura ¡son los microbios! también llamados microorganismos.

Los virus, las bacterias, los protozoarios, y algunos tipos de hongos, sólo visibles al microscopio, se encuentran dentro y fuera de otros seres vivos a los cuales se les considera como reservorios.

 

El cuerpo humano puede contener hasta cien millones de bacterias como parte de la flora normal (es decir, viven en este medio sin causar daño alguno) en diferentes partes del cuerpo como: los ojos, nariz, garganta, piel, estómago, intestino, tracto urinario y genital.

 

Los microbios que viven en nuestro cuerpo se encuentran en un equilibrio inestable, un cambio en la alimentación puede, por ejemplo, alterar la población de microbios en el intestino y producirnos malestar.

 

¡Hay microbios inofensivos, otros útiles, algunos

son dañinos y otros más cambian de comportamiento al variar su entorno!

 

Hay microbios que viven en nuestro cuerpo

 

Y se aprovechan de los nutrientes que encuentran en nuestro organismo, pero no nos hacen daño.

Otros, al mismo tiempo que obtienen beneficios de nosotros, nos benefician también produciendo vitaminas, como la bacteria Escherichia coli.

Algunos son parásitos o gérmenes que nos enferman, por lo que se les llama microbios patógenos.

Unos son benéficos en un sitio pero si se va a otro de su sitio, pero si se van a otro nos pueden producir una enfermedad, como la Escherichia coli cuando se mueve del intestino a la vejiga urinaria.

 

¡Cuidado con los microbios infecciosos nos pueden contagia!

 

Un microorganismo patógeno es un microbio capaz de causar una enfermedad.

Una infección es el resultado de la invasión de nuestro cuerpo por un ejército de microbios patógenos que encontraron una puerta abierta o una vía para entrar en él.

Hay microbios patógenos más potentes que otros, por que necesitan un número menor de ellos para causar infecciones, (debido a que usualmente se requieren millones de microorganismos para causar una infección) en cuyo caso se dice que son más virulentos.

Los principales depósitos de microbios patógenos y posibles fuentes de contagio, incluyen:

1. Seres humanos (infectados o enfermos).

2. Animales domésticos infectados (como perros con rabia y gatos con micoplasma).

3. Los mosquitos vectores (como los que transmiten el paludismo y dengue),

4. El agua contaminada y cultivos de verduras irrigados con ella.

5. El suelo contaminado con excretas de animales y humanos, así como otros tipos de residuos.

 

¡Nuestro cuerpo puede defenderse de los microbios patógenos!

 

….Ya que posee barreras naturales y mecanismos de defensa para impedir la entrada de estos microbios

 

La piel y las mucosas que recubren la superficie de nuestro cuerpo y conductos que lo comunican al exterior, impiden la entrada a una gran variedad de microbios, aunque no a todos.

Otros mecanismos de defensa naturales en nuestro cuerpo son la fiebre, la cual destruye a los microbios que son sensibles a la temperatura.

La inflamación de las partes infectadas crea condiciones desfavorables para los microbios.

Tenemos células llamadas macrófagos capaces de devorar a los microbios patógenos.

Nuestro sistema inmune o de defensa fabrica proteínas llamadas anticuerpos que son específicas para atacar a cada microbio patógeno.

 

¡La exposición a microbios patógenos no siempre nos contagia y enferma!

 

...Para que haya riesgo de infección y enfermedad se tienen que reunir varias condiciones

 

Los microbios patógenos tienen que estar vivos.

Los microbios deben ser muy agresivos y tienen que conservar su capacidad para infectar (virulencia).

Nos tenemos que exponer a un número suficiente de microbios (dosis infectiva) para que éstos puedan causarnos la infección y la enfermedad derivada de ella.

Se necesita que los microbios encuentren una vía para ingresar a nuestro organismo por ejemplo una herida.

Nuestras defensas contra los microbios tienen que estar debilitadas para que se origine la infección, por ejemplo, cuando estamos desnutridos o padecemos Diabetes Mellitus.

 

¡Algunos microbios patógenos son más agresivos que otros!

...Si nos infectan es muy probable que nos lleguen a enfermar.

 

En el caso del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA), producido por el virus HIV, las formas más comunes de contagio son:

• las relaciones sexuales,

• la inyección involuntaria de sangre infectada (en personal médico que manipula jeringas y agujas contaminadas con sangre de pacientes y drogadictos que comparten dichas jeringas),

• el contacto de sangre infectada con las mucosas laceradas o con heridas existentes,

• transplantes de órganos de individuos que se desconocía estaban infectados, transfusiones de sangre contaminada así como la transmisión de una madre infectada a su bebé durante el embarazo, al nacer o en la lactancia.

Prácticamente todos los individuos infectados desarrollan la enfermedad que se manifiesta por la destrucción de las células del sistema inmunológico y aparición recurrente de infecciones de las que el cuerpo no puede defenderse.

En el caso de la hepatitis B, causada por el virus HBV, las formas de transmisión son muy semejantes a las del SIDA, pero la mayor parte de los individuos afectados puede combatir eficazmente la infección y adquirir inmunidad, sin embargo del 6 al 10 % pueden sufrir la forma crónica de hepatitis que les causa cirrosis del hígado. Las personas que atienden a pacientes con esta enfermedad tienen un riesgo mayor de contagiarse, si no siguen las precauciones estándar de manipulación al atender a los pacientes.

 

¡Las infecciones pueden evitarse !

...Mediante la limpieza del hogar, la higiene personal y el manejo adecuado de alimentos

Hierve el agua de bebida durante 15 minutos antes de consumirla.

Lávate las manos después de ir al baño y antes de comer.

Cocina pescados y mariscos, fríelos el tiempo necesario y lava bien las verduras y frutas antes de comerlas.

No consumas alimentos preparados en la vía pública en condiciones antihigiénicas

 

¡Con estas medidas simples puedes evitar enfermedades como el cólera o la hepatitis!

 

¡Las infecciones en sangre también pueden evitarse!

 

...mediante la aplicación de medidas de higiene y protección personal, las cuales se basan en los principios básicos de la prevención:

 

1. Utilizar guantes para manipular sangre y líquidos corporales.

2. Manipulación adecuada de jeringas y agujas.

3. Utilizar el condón al tener relaciones sexuales.

4. Evitar relaciones heterosexuales con diferentes contactos.

5. Si se tiene la sospecha de haber sido infectado acudir inmediatamente al servicio médico para recibir orientación y/o tratamiento oportuno.

6. Recibir transfusiones sólo en lugares en los que se controle que la sangre que se utiliza proviene de donadores sanos y de equipo de transfusión estéril y nuevo.

 

Mediante vacunación o inmunización.

Para proteger a los niños y a la población general, se aplican periódicamente vacunas contra la difteria, el sarampión, la poliomielitis, la rubéola y el tétanos.

 

Los trabajadores en contacto con pacientes infecto-contagiosos o con sus residuos (llamados biológico-infecciosos), que pueden contener microorganismos patógenos capaces de producirnos o causarnos una infección, también se pueden y deben proteger vacunándose, sobre todo contra la hepatitis y el tétanos.

 

¡Los microbios patógenos pueden ser destruidos!

 

En la naturaleza diversos fenómenos los afectan:

La luz ultravioleta del sol tiene propiedades antimicrobianas.

Los microbios patógenos pueden ser atacados por otros organismos que se encuentran en distintos ambientes.

 

El calor producido por los rayos solares y por las reacciones que tienen lugar en los tiraderos de basura dañan a los microbios patógenos.

Diversas sustancias químicas que se tiran en la basura o se encuentran en los lugares a los que van a parar los microbios patógenos también los pueden dañar.

Microbios que sólo pueden vivir dentro de las células, como los virus, se mueren cuando éstas también lo hacen o pierden rápidamente su virulencia aunque sobrevivan varias horas o días.

¡Los residuos pueden tener características biológicas infecciosas!

 

Algunos residuos se clasifican de esta manera para recibir un manejo especial, como:

Todo tipo de sangre (salvo la controlada para transfusión) y los componentes de ésta, sólo en su forma líquida.

Los cultivos de microbios patógenos y los utensilios desechables usados que entraron en contacto con ellos durante su cultivo.

Los tejidos, órganos y partes que se remueven durante cirugías o necropsias, así como las muestras biológicas de seres humanos, destinadas a distintos tipos de análisis de laboratorio.

Los cadáveres y partes de animales inoculados con agentes enteropatógenos (que causan enfermedades del tracto gastrointestinal).

Los recipientes desechables que contengan sangre líquida, los materiales de curación empapados, saturados o goteando sangre, líquido sinovial, líquido pericárdico, líquido pleural, líquido céfalo-raquídeo, o líquido peritoneal.

Los materiales desechables que contengan esputo, secreciones pulmonares o cualquier material usado que pudiera contener éstos, de pacientes con sospecha o diagnóstico de tuberculosis.

Los materiales desechables que contengan sangre o secreciones de pacientes con sospecha o diagnóstico de fiebres hemorrágicas.

Los objetos punzocortantes (que puedan causar heridas por las que ingresen los microbios), que han estado en contacto con humanos o animales o sus muestras biológicas durante el diagnóstico y tratamiento: tubos capilares, navajas, lancetas, jeringas desechables con aguja, agujas hipodérmicas, de sutura, de acupuntura y para tatuaje, bisturíes y estiletes de catéter.

 

 

¡Los residuos biológico-infecciosos se generan dentro y fuera de los establecimientos médicos y laboratorios que manejan microbios!

 

Existen muchos ejemplos degenerados de residuos biológico-infecciosos.

Las personas que están enfermas de padecimientos infecciosos y se atienden en sus casas, en instituciones de asistencia o en los establecimientos médicos.

Los laboratorios clínicos donde se hacen análisis de muestras biológicas de enfermos contagiosos.

Los laboratorios en los que se realizan investigaciones que involucran microbios patógenos o animales que han sido inoculados con ellos.

Las personas infectadas con microbios patógenos que se encuentran en la sangre y que usan y desechan jeringas y agujas y las tiran a la basura.

 

¡LOS RESIDUOS BIOLÓGICO-INFECCIOSOS PUEDEN MANEJARSE Y ELIMINARSE DE MANERA SEGURA Y AMBIENTALMENTE ADECUADA!

 

Siguiendo medidas simples para manejar y desechar los residuos biológico-infecciosos generados en el hogar

 

La sangre líquida y semilíquida puede ser colocada en un recipiente al que se le agrega una solución que contenga un desinfectante (por ejemplo el cloro empleado como blanqueador de la ropa, que puede diluirse 1 parte de blanqueador y 9 partes de agua), antes de depositarla en el sanitario y jalar la palanca para vaciarlo. El recipiente utilizado para transportar la sangre deberá ser lavado y desinfectado de inmediato con la misma solución clorada.

Los materiales empapados de sangre deben colocarse en una bolsa de plástico que no esté perforada, la cual se cerrará bien antes de tirarla a la basura.

Además la ropa, sabanas, toallas, etc., utilizadas por el enfermo pueden sumergirse en una solución de cloro y agua, antes de lavarlas bien para su posterior uso.

Otro tipo de residuos sólidos generados en el manejo de los pacientes y que puedan contener microbios patógenos, pero que no sean punzocortantes, pueden colocarse en una bolsa de plástico la cual no debe llenarse por completo y debe de ser cerrada bien antes de tirarse a la basura.

Los objetos punzocortantes que hayan entrado en contacto con los enfermos contagiosos, en particular las jeringas y agujas, deben colocarse en un recipiente de plástico rígido y con tapa de rosca (fabricadas con PET) con tapa hermética el cual pueden llenar antes de tirarlo, si generan frecuentemente estos objetos.

Todo estos residuos deben colocarse en un bote de basura con tapa y no dejarse al alcance de los niños ni de las mascotas que los puedan derramar.

 

FIN

 

 

DIRECTORIO VERDE

Si deseas más información sobre las buenas prácticas de manejo de los Residuos Biológico-Infecciosos en tu Estado, te proporcionamos una lista de las Delegaciones Federales de la Secretaría de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca (Semarnap).

 

Directorio de la SEMARNAP

Aguascalientes: Av. Francisco I. Madero No. 344, Colonia Centro, 20000 Aguascalientes, Ags. Tel: 01 (49) 10-11-15/Fax: 01 (49) 10-11-32, Correo electrónico: ags_deleg@semarnap.gob.mx

Campeche: Av. López Mateos No. 89, Esq. Galeana, Col San Román 24040 Campeche, Camp. Tel: 01 (981) 1-95-35/ Fax: 01 (981) 1-04-75, Correo electrónico: camp_deleg@semarnap.gob.mx

Baja California: Av. Madero No. 537(Av. México y Av. Morelos), Colonia Centro2110 Mexicali, BC Tel: 01 (65) 51-87-00/ Fax: 01 (65) 51-878-3, Correo electrónico: semarnap@telnor.net

Chiapas: Blvd. San Cristóbal No. 212, Colonia Moctezuma 29030 Tuxtla Gutiérrez, Chips. Tel: 01 (961) 7-50-95/ Fax: 01 (961) 2-9346, Correo electrónico: chis_deleg@semarnap.gob.mx

Baja California Sur: Ocampo No. 1045, Colonia Centro, 23000 La Paz, BCS, Tel: 01 (112) 3-93-01/ Fax:3-93-41, Correo electrónico: bcs_deleg@semarnap.gob. mx

Chihuahua: Av. de las Américas No. 300-B Cuarta Ampliación, Colonia San Felipe31240 Chihuahua, Chih. Tel: 01 (14) 42-15-00/ Fax: 01 (14) 42-15-60, Correo electrónico: chih_planea@semarnap.gob.mx

Coahuila: Blvd. Venustiano Carranza, No. 2454 2do. Piso Edif."B" Colonia República Oriente, 25280 Saltillo, Coah. Tel: 01 (84) 11-84-01/ Fax:01 (84) 11-84-08, Correo electrónico: coah_info@.semarnap.gob. mx

Guanajuato: Pueblito de Rocha S/N36040 Guanajuato, Gto. Tel: 01 (473) 5-01-04/ Fax: 01 (473) 2-02-09, Correo electrónico: gto_deleg@semarnap.gob.mx

Colima: Calle Victoria No.360 Int.105, Colonia Centro 28000 Colima, Col. Tel: 01 (331) 6-05-01/ Fax: 01 (331) 6-05-27, Correo electrónico: galvez@.semarnap.com.mx

Guerrero: Costera Miguel Alemán No. 330, Edificio Abed 1er Piso Colonia Centro39300 Acapulco, Gro. Tel: 01 (74) 83-36-04/ Fax: 01 (74) 83-21-69, Correo electrónico: infor@acabtu.com.mx

Durango: Calle Coronado No. 504, Oriente Esq. Calle Victoria Colonia Centro34000 Durango,Dgo. Tel: 01 (18) 27-02-00/ Fax: 01 (18) 12-51-11 Correo electrónico: almarosa@gauss.logicnet.com.mx

Hidalgo: Plaza Diamante Av. Juárez No. 1105 Piso 4 Fraccionamiento Colonial42080 Pachuca, Hgo. Tel: 01 (771) 794-10 / Fax: 01 (771) 1-23-99 Correo electrónico: inforhgo@prodigy.net.com

Jalisco: Av. México No. 3034 Esq. Con Aníbal Colonia Vallarta San Lucas, 44690 Guadalajara, Jal. Tel: 01 (3) 8-18-17-01 / Fax: 01 (3) 8-18-17-31, Correo electrónico: semajal@prodigy.net.mx

Morelos: Av. Universidad No. 5, 2do piso, Colonia Santa María Ahuacatitlán62100 Cuernavaca, Mor. Tel: 01 (73) 29-97-01 / Fax: 01 (73) 29-97-41, Correo electrónico: mor_deleg@semarnap.gob.mx

Estado. de México: Rancho San Lorenzo conjunto SEDAGRO Edificio. C-152140 Metepec, Edo. Mex. Tel: 01 (72) 76-78-08 / Fax: 01 (72) 76-78-22, Correo electrónico: mex_deleg@semarnap.gob.mx

Nayarit: Av. Allende No.110 Oriente 2do piso, Colonia Centro 63000 Tepic, Nay. Tel: 01 (32) 15-49-00 / Fax: 01 (32) 15-49-41 Correo electrónico:semarnap@nayar.uan.mx

Michoacán: Sansón Flores No. 120, Colonia Ejidal Santa María 58290 Morelia, Mich. Tel: 01 (43) 22-60-00 / Fax: 01 (43) 24-48-91, Correo electrónico: mich_deleg@semarnap.gob.mx

Nuevo León: Av. Benito Juárez y Corregidora s/n Palacio Federal 1er piso67100 Guadalupe, NL, Tel: 01 (8) 369-89-63 / Fax: 01 (8) 355-07-21, Correo electrónico:

nleon_deleg@semarnap.gob.mx

Oaxaca: Calle Sabinos No. 402, Colonia Reforma 68050 Oaxaca, Oax. Tel: 01 (951) 2-96-01 / Fax:01 (951) 5-27-19, Correo electrónico: jesquivelc@ semarnap.gob.mx

Quintana Roo: Av. Insurgentes No. 445 (Av. Tecnológico de Merida y Av. Tecnológico de Chetumal), Colonia Magisterial 77039 Chetumal, Q. Roo Tel: 01 (983) 5-02-61 / Fax: 01 (983) 5-02-09, Correo electrónico: qroo_deleg@ semarnap.gob.mx

Puebla: Callle 43 oriente No. 13, Colonia El Carmen Huexotitla 72535 Puebla, Pue. Tel: 01 (22) 29-95-01 / Fax: 01 (22) 29-95-26, Correo electrónico: sempue@prodigy.net.mx

San Luis Potosí: Perfecto Amézquita no. 101 esq. Alfredo M. Terrazas Frac. Tangamanga 78269 San Luis Potosí SLP, Tel: 01 (48) 34-06-10 / Fax: 01 (48) 34-06-00 Correo electrónico: slp_info@semarnap.gob.mx

Querétaro: Blvd. Bernardo Quintana No. 29, Colonia Álamos, 2ª sección76160 Querétaro, Qro. Tel: 01 (42) 24-30-74 / Fax: 01 (42) 24-30-72, Correo electrónico: jsanchez@semarnap.gob.mx

Sinaloa: Av. Puerto de Mazatlán S/N Parque Industrial Alfredo V. Bonfil 82050 Mazatlán, Sin. Tel: 01 (69) 89-00-01 / Fax: 01 (69) 89-00-39 Correo electrónico: sin_planea@ semarnap.gob.mx

Sonora: Paseo del Río y Comonfort, "Centro de Gobierno" Edificio Hermosillo 2do nivel, Colonia Villa de Seris 83270 Hermosillo, Son. Tel: 01 (62) 59-27-01 / Fax: 01 (62) 59-27-05, Correo electrónico: son_deleg@semarnap.gob.mx

Tlaxcala: Av. Independencia No. 60 Letra A, Colonia Centro 90000 Tlaxcala, Tlax.

Tel: 01 (981) 1-95-35 / Fax: 01 (981) 1-04-75, Correo electrónico: tlax_deleg@semarnap.gob.mx

Tabasco: Av. Paseo de la Sierra No. 613, Colonia Reforma 86080 Villahermosa, Tab. Tel: 01 (65) 51-87-00 / Fax: 01 (65) 51-878-3, Correo electrónico: tab_deleg@semarnap.gob.mx

Veracruz: Prolongación Díaz Mirón No. 4979, Colonia Las Granjas 91938 Veracruz, Ver. Tel: 01 (473) 5-01-04 / Fax: 01 (473) 2-02-09, Correo electrónico: ver_info@semarnap.gob.mx

Tamaulipas: Av. Encino No. 100, Colonia Águila 89230 Tampico, Tamps. Tel: 01 (12) 29-26-02 / Fax: 01 (12) 13-57-37, Correo electrónico: delegtam@semarnap.gog.mx

Yucatán: Calle 33 – B No. 544 por Av. Reforma Edif. Sabrina Maya Colonia García Gineres 97070 Mérida Yuc. Tel: 01 (331) 6-05-01 / Fax: 01 (331) 6-05-27 Correo electrónico: semarnapy@finred.com.mx

Zacatecas: Segunda de Matamoros No.127 Colonia Centro 98000 Zacatecas Zac. Tel: 01 (492) 399-95 / Fax: 01 (492) 2-58-21 Correo electrónico: zac_info@semarnap.gob.mx

 

 

 

 

 

Última actualización el Viernes, 07 de Diciembre de 2012 14:00
 

SISTEMA DE BÚSQUEDA

Título

Autor
Palabra Clave

Periférico 5000, Col. Insurgentes Cuicuilco, Delegación Coyoacán, C.P. 04530, México, D.F. Tel: 5424·6400

Comentarios sobre este Sitio de Internet Comentarios y Sugerencias sobre este Sitio de Internet
 
INSTITUTO NACIONAL DE ECOLOGÍA Y CAMBIO CLIMÁTICO, MÉXICO - ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS © 2012 - POLÍTICAS DE PRIVACIDAD