El Cambio Climático en México
Información por Estado y Sector
 
Social

Las actividades humanas pueden ser afectadas por los efectos del clima. La población en su totalidad puede sufrir las consecuencias del cambio climático puesto que interrelaciona con casi todas las actividades humanas y sectores:

- La mayor parte de la alimentación depende de las condiciones climáticas del país. Ante cambio climático, la agricultura de temporal se enfrenta a grandes pérdidas debido a las condiciones extremas en el clima como lo son huracanes o sequías. El agua será escasa en gran parte del país, principalmente en la zona norte, lo que ocasionará mayor explotación de los acuíferos haciendo que los distritos de riego dejen de ser económicamente viables.

- Los cambios en el clima provocarán que la demanda de energía eléctrica aumente. La población se verá en la necesidad de consumir una mayor cantidad de energía debido a las condiciones climáticas adversas como el exceso de calor.

- En la salud, la incidencia de enfermedades infecciosas, como el cólera o la fiebre tifoidea; y las transmitidas por vector, como el dengue o el paludismo se presentará en poblaciones que estén más expuestas y menos preparadas ente los cambios en el clima. Las poblaciones más vulnerables son niños, ancianos y gente en pobreza extrema que no cuente con los recursos e información para adaptarse a las condiciones climáticas.

- La población que habita en zonas urbanas está expuesta a sufrir algunas consecuencias del cambio climático, especialmente los asentamientos irregulares  que se ubiquen en zonas de alto riesgo como son barrancas, ya que las condiciones climáticas severas, como las lluvias, provocarán inundaciones y deslaves. Aunado a esto, la demanda de agua aumentará debido al rápido crecimiento de la población, ocasionando escasez y la sobreexplotación de los acuíferos, lo que podría provocar hundimientos.

- La población rural al verse afectada por los impactos del cambio climático, como huracanes o sequías, ha comenzado a migrar hacia otras zonas, sobre todo urbanas.

 

FUENTE: TERCERA COMUNICACIÓN NACIONAL ANTE LA CONVENCIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS SOBRE EL CAMBIO CLIMÁTICO, 2006